Neurociencia 


¿Mejoran la capacidad cognitiva los juegos “Brain Training”?

Muchas empresas emplean el término “entrenamiento cerebral” alegando que la capacidad de mejorar la cognición o incluso revertir o reducir el deterioro cognitivo. El concepto de que el uso de estos dispositivos pueda prevenir el deterioro cognitivo o mantener la estabilidad cognitiva es extremadamente llamativo. A pesar de esta atractiva propuesta y el esfuerzo de los publicistas en mostrarnos las bondades de estos dispositivos, la evidencia científica al respecto es muy limitada. Por ejemplo, la evidencia que apoya la utilidad de los productos de este estilo comercializados por Nintendo se basó en un pequeño ensayo clínico con  menos de 50 participantes (Kawashima et al., 2005).DS-brain-training

Hace algunos años ya vivimos la fiebre de los juegos Brain Training. El auge de estos dispositivos fue debido a que animaban a sus usuarios a entrenar el cerebro mediante juegos sencillos. La sencillez de esta oferta nos hace preguntarnos ¿Entrena realmente el cerebro cómo prometen?

Esta misma duda surgió al profesor Clive Ballard y su equipo de investigación en el  King´s College de Londres, quienes en 2011 llevaron a cabo un estudio al respecto publicado en la revista Nature. Ballard y colaboradores contaron con una amplísima muestra, 11.456 participantes, para investigar si el entrenamiento en tareas de razonamiento y resolución de problemas durante seis semanas podía mejorar la función cognitiva y mantener esta mejora por más de seis meses en comparación con un entrenamiento placebo. El equipo de Ballard no pudo concluir que se produjera la mejora que los juegos prometían, los participantes simplemente mejoraban en el juego pero estos resultados no se generalizaban a su vida diaria.

Aunque el uso de estos dispositivos no está contraindicado, emplearlo como método de estimulación o rehabilitación neuropsicológica de forma autónoma no sería suficiente. Para una correcta rehabilitación o estimulación neuropsicológica el entrenamiento debe ser individualizado y ecológico, es decir, debe contener estrategias específicas de generalización adecuadas a cada persona y su entorno. En la práctica clínica la rehabilitación neuropsicológica puede centrarse en los puntos débiles, en las habilidades preservadas o en ambos. En base a esto Muñoz y Tirapu (2004) distinguen diferentes orientaciones en el proceso rehabilitador: la restauración de la función dañada, la compensación de la función perdida y la optimización de funciones residuales. Por lo tanto las técnicas y estrategias en rehabilitación neuropsicológica  pueden agruparse en:portada-de-estimulacion-cognitiva

1. Restauración: Se trabaja de forma directa sobre la función alterada, buscando su mejora.

2. Compensación: Se trabaja de forma directa sobre las habilidades preservadas bajo la asunción de que la función perdida no puede ser restaurada, se busca potenciar mecanismos alternativos.

3. Sustitución: Se trabaja mediante ayudas externas y a través de estrategias que ayuden al paciente a minimizar los problemas resultantes de la disfunción.

 A pesar de los resultados a la vista es importante reconocer la contribución a la promoción de la salud de un paquete de juegos de entrenamiento cerebral comercializado y accesible al público general.

Vía| Can brain training lead to short term and sustained improvements in cognitive function?,

Imagen| BrainTraining, Entrenamiento

RELACIONADOS