Coaching y Desarrollo Personal 


¿Medio lleno o medio vacío?

 

Hace tiempo decidí que es mejor vivir mirando siempre el vaso medio lleno. ¿Por qué vivir creyendo siempre que las cosas no son como nos gustaría?

qah

Hay cosas de nuestra vida que podemos cambiar, cosas que hasta cierto punto está en nuestra mano decidir, modificar o elegir. Pero hay otras que simplemente pasan. Las cosas pasan, la vida pasa y lo que definitivamente sí está en nuestra mano, es ser capaces de asumirlas y seguir hacia delante.

Es difícil saber cuáles serán las consecuencias futuras de todo lo que nos ocurre. Empiezo a tener claro que todo lo que vamos viviendo tiene mayor o menor efecto en nuestro futuro, en los pasos que vamos dando y sobre todo, en los destinos que vamos alcanzando. Hace poco leí una fábula que en resumidas cuentas venía a ser algo así:

A un hombre se le escapa su yegua, y angustiado acude a un amigo y le cuenta su problema, el amigo le responde ¿eso es bueno o malo? El hombre no entiende la pregunta pero no le da más vueltas. Al cabo de unos días regresa la yegua con un semental al lado y el hombre se pone muy contento y también se lo cuenta a su amigo, que responde con la misma pregunta. Finalmente, el hijo del hombre se cae mientras cabalga sobre el caballo y se rompe una pierna. Su amigo le pregunta ¿eso es bueno o malo? Y cuando el hombre ya está a punto de desesperarse sin entender por qué su amigo le hace siempre la misma pregunta, el país entra en guerra y su hijo se libra de ir al frente a luchar, por tener la pierna rota.”

Asumir y aceptar aquello que no nos gusta es harto complicado, sin embargo lo que no nos mata nos hace más fuertes. Debemos esforzarnos en exprimir siempre todas y cada una de las experiencias que vivimos. Las buenas y las malas, las que somos capaces de crear nosotros mismos y aquellas que nos vienen dadas y que a veces no son tan buenas como nos gustaría. Ser capaces de no amargarnos la vida pensando en aquello que nos gustaría que fuera diferente, es todo un arte. Es duro y no siempre se consigue, sin embargo ¿merece la pena intentarlo? Personalmente opino que no solo merece la pena, sino que es lo que debe hacerse, pues igual que no podemos controlar todo lo que nos ocurre, tampoco podemos saber a dónde nos llevarán esas situaciones que a priori, pueden parecernos el fin del mundo.

Levántate cada día decidido a aprovechar cada segundo que tienes por delante aunque no te apetezca, aunque parezca complicado, aunque pienses que todo podría ser mejor. Mira a tu alrededor y busca lo bueno, que siempre lo hay. Y deja de lamentarte por todo lo que no depende de ti. Aprovecha todo lo que está en tu mano, cambia lo que puedas cambiar y sé feliz. Ver el vaso medio lleno es a veces complicado pero sin duda es la mejor opción, la que nos hace la vida más fácil y nos permite disfrutar. No te amargues la vida pensando en lo que no te gusta y céntrate en aprovechar todo lo que merece la pena porque nunca sabes qué espera a la vuelta de la esquina.

 

Imagen|Medio lleno

Más información| Teoriadelvasolleno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RELACIONADOS