Economía y Empresa 


Medida del desempleo. Evolución reciente en España

Busco trabajo. Ilustración: @angelv

Busco trabajo. Ilustración: @angelv

Estamos terminando 2014. Las previsiones de crecimiento económico ha mejorado notablemente pero las cifras de desempleo siguen siendo escandalosamente altas, rozando lo insoportable.

Una tasa de paro del 23,67% (Encuesta de Población Activa de tercer trimestre de 2014) no es asumible y, sin embargo, ahí está. Así mismo, la tasa de actividad ha iniciado durante estos 2 últimos años una senda decreciente.

La sociedad española se ha acostumbrado a leer en prensa estas cifras. Ya no sorprenden a nadie y, peor aun, ya no ruborizan a nadie.

Sin ánimo de echar más leña al fuego, voy a intentar describir como medimos en nuestro país el desempleo. También sería interesante explicar los distintos tipos de desempleo que podemos encontrar o las distintas políticas a aplicar para poder reducirlo, pero su desarrollo haría demasiado largo esta entrada. Lo dejo como tema pendiente para próximas entradas.

¿Como medir el desempleo?

En España hacemos el seguimiento de dos tipos de medidas: la Encuesta de Población Activa (EPA) y el paro registrado en las oficinas públicas de empleo. La metodología de cálculo es distinta, por lo que no coinciden.

1. Encuesta de Población Activa
La realiza trimestralmente el Instituto Nacional de Estadistica a una muestra de 180.000 personas, de 16 o más años, a través de entrevista personal y telefónica. Se toma como referencia la semana anterior a la entrevista. El resto de la metodología aplicada puede consultarse aquí. Una descripción de sus principales resultado puede consultarse en esta entrada de queaprendemoshoy: ¿cómo interpretar la EPA?
2. Paro registrado
Otra forma de medir el desempleo es la que realiza mensualmente el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). El SEPE solo tiene en cuenta a aquellos empleados registrados en sus oficinas. No contabiliza, por ejemplo, a las personas desanimadas por no encontrar empleo y que renuncian a seguir inscritos. Debido a este carácter administrativo del paro registrado, los expertos le otorgan mayor fiabilidad a la EPA.

Evolución reciente de las cifras de paro

En el gráfico adjunto, elaborado a partir de cifras de la EPA y de cifras del paro registrado, se puede comprobar el desfase de más de un millón de personas entre una estadística y otra.

Comparación de cifras entre paro registrado y desempleo según la EPA (año 2013-2014) Elaboración propia a partir de INE y SEPE

Comparación de cifras entre paro registrado y desempleo según la EPA (año 2013-2014) Elaboración propia a partir de INE y SEPE. Cifras en miles de personas

Como puede apreciarse, la evolución de estos 2 últimos años ha sido decreciente. Pero también es cierto que los datos reseñados son agregados, sin distinguir sexo, edad o sector. Si escarbamos un poco podemos encontrar dramas como una tasa de desempleo juvenil de 66,71% para edades entre 16 y 19 años, y de 49,54% para edades comprendidas entre 20 y 24 años.
Con estas cifras no es de extrañar iniciativas como el ciclo de conferencias “El futuro del empleo en España” celebrada el 11 de diciembre de 2014, cuyo objetivo es encontrar fórmulas para reducir el desempleo a través de una adecuada formación de los trabajadores.
Mientras que las posibles soluciones llegan la realidad es demoledora, no hay trabajo para el colectivo de jovenes. ¿falta de adecuación entre oferta y demanda de trabajo? Es posible. Pero una realidad que experimento en primera persona es que a mis clases llegas más alumnos que, desencantados, vuelven al sistema educativo para, como dicen ellos, “aprovechar el tiempo”.

Vía| El País
Más información| INE (Instituto Nacional de Estadística)
Imagen| Elaboración propia. El drama del paro
En QAH| ¿Cómo interpretar la EPA?

RELACIONADOS