Actualidad Jurídica, Derecho Penal, Jurídico 


Maternidad subrogada, ¿un delito en el futuro?

A día de hoy, más de 31.000 parejas homosexuales se han casado a lo largo del recorrido que lleva en vigor el matrimonio homosexual en España. No es solo un paso, de cara a otorgar una situación de igualdad entre las parejas del mismo o distinto sexo, sino que ,(y visto desde un punto de vista sociológico), es otra puerta cruzada de cara a conseguir “de facto´´ determinadas situaciones familiares que poseen, las parejas heterosexuales, que es, tener hijos biológicos por parte de matrimonios del mismo sexo.

Pero,¿qué es la maternidad subrogada?: La maternidad subrogada o también conocida desafortunadamente por vientre de alquiler, porque no necesariamente tiene que haber un pago por la gestación, es una forma de reproducción asistida en la que, además de los futuros padres, participa una mujer que gesta el embrión. Este embrión puede ser el resultado de una inseminación artificial o de una fecundación “in Vitro” y los gametos pueden proceder de uno de los progenitores y de una donación, de los dos progenitores, o de donaciones. En España, está totalmente prohibida, de hecho la Ley de reproducción asistida, en su artículo 10, considera, nulos de pleno derecho, aquellos contratos que tengan por finalidad dicha situación a cambio de un precio.

Así, pues, hace apenas dos días, veíamos como una pareja de homosexuales, y una madre, habían sido detenidos, los primeros por, presuntamente comprar un bebé, y la segunda, por venderlo, porque tal y como dispone nuestro Código Penal, prevée delitos contra las relaciones familiares, concretamente, de la suposición de parto, y alteración de la paternidad, estado o condición del menor. Concretamente su artículo 221.1 dispone que:

Los que, mediando compensación económica, entreguen a otra persona un hijo, descendiente o cualquier menor aunque no concurra relación de filiación o parentesco, eludiendo los procedimientos legales de la guarda, acogimiento o adopción, con la finalidad de establecer una relación análoga a la de filiación, serán castigados con las penas de prisión de uno a cinco años y de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de la patria potestad, tutela, curatela o guarda por tiempo de cuatro a 10 años. ´´

Está, claro, que en el caso en el que de verdad, se haya pagado una cantidad de dinero, por realizar la gestación de dicho niño/a, porque ahí radica la característica típica, o el condicionante por el que se incurriría en este delito, ya que de no haber pago o contraprestación de por medio, no cabría la imputación alguna del mismo.

Pues bien, como antes he dicho, su práctica aumentará “de facto´´, o al menos su deseo y/o demanda aumentará probablemente con el paso del tiempo, teniendo la sociedad que plantearse tarde o temprano, si quiere que este tipo de prácticas sigan siendo un delito y por lo tanto obligando a matrimonios homosexuales a irse al extranjero para tener un hijo biológico, a través de un “vientre de alquiler´´, o bien regularizar dichas situaciones en nuestro país.

En QAH|“baby boom´´ de laboratorio

RELACIONADOS