Patrimonio 


Más allá del arte: Palmitas

Si acudimos al diccionario de la RAE a buscar el significado de arte podemos encontrar varias acepciones entre las que destaca la siguiente: “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”. Quizá sea ésta la acepción más aceptada y establecida por largo tiempo. Pero, ¿qué ocurre cuando la definición no es suficiente?, ¿qué ocurre cuando el arte va más allá?

Vista del Barrio de Palmitas.

Una explicación a estos interrogantes la podemos encontrar  en el proyecto que se ha llevado a cabo en el barrio de Palmitas, a una hora a las afueras de la ciudad de México. En este lugar se ha llevado a cabo un proyecto masivo de arte urbano, auspiciado por el gobierno local,  que surge con la idea de unir a la comunidad residente, y que ha sido  ejecutado por el grupo de artistas autodidactas Germen Crew. Utilizando la arquitectura existente situada en la colina de la localidad, el colectivo Germen creó una intervención artística en multi-perspectiva, la cual toma como inspiración una de las formas de arte más reconocidas de México -el muralismo-, y le añade un nuevo sentido de perspectiva y de comunidad a esta tradición histórica.

Palmitas constituye una maravillosa obra en color que ha costado más de un año finalizar. El proyecto se ha realizado en varias etapas así, en un principio se pintó todo de blanco, luego se aplicó la distribución del color del gran mural, sin embargo, no todo termina ahí, dicen los artistas urbanos de Germen que el mural debe vivirse desde dentro, es decir que habrá detalles únicos que solo se podrán apreciar al adentrarse a las calles y callejones del barrio.

Barrio de Palmitas. Detalle.

El director del proyecto, Enrique Gómez, dijo que el objetivo es integrar a la comunidad y cambiar la imagen negativa del barrio. “Jamás creí que fuéramos a tener un impacto tan grande”, dijo Gómez, un expandillero de barba y tatuajes que cambió su vida al dedicarse a los grafitis y el muralismo. Las Palmitas era un barrio peligroso donde la gente temía salir de noche o hacerse amigos, pero a medida que el proyecto se acerca a su finalización, se ve más gente que conversa o chicos que juegan en las abruptas escalinatas que atraviesan el barrio. “Lo que me asombra más es que la gente realmente está transformándose, está creciendo, está habiendo aún más esta convivencia comunitaria, los vecinos están tomando más cartas en el asunto de la seguridad de su propio barrio”, dijo Gómez.

Y así, con la ayuda del arte, Palmitas, uno de los barrios más deprimidos de México, se ha convertido en uno de los lugares más coloristas del mundo. Un barrio en tecnicolor donde el  verde agua, el azul, el amarillo, el naranja, el violeta, el rojo, el  rosa, etc., se combinan unidos formando un macro mural que se extiende sobre más de 209 casas y 20 mil metros cuadrados de superficie, involucrando a 450 familias y 1800 personas. El resultado ha sido que Palmitas se ha convertido, según los autores de esta iniciativa, en el primer barrio mágico del país.

Acciones como esta vuelven a demostrar el potencial transformador que el arte urbano puede tener en los paisajes urbanos de las ciudades y la repercusión positiva que puede tener en la vida de la gente.

Vía| www.hipertextual.com , antena3.com, www.quo.es, Digital Post

Imagen| Prensa.com

Más información| YouTube

RELACIONADOS