Patrimonio 


Martha Rosler: la guerra en casa

El arte feminista ha sido uno de los pilares sobre los que se han asentado las nuevas teorías del postmodernismo y del arte actual, siendo un elemento imprescindible en el análisis de las corrientes de la segunda mitad del siglo XX. Durante la década de 1970, en un contexto de fuertes cambios sociales motivados por conflictos como la Guerra de Vietnam o Mayo del 68, gran parte de la población joven adquirió una fuerte conciencia social, que tuvo como resultado el desarrollo de numerosas prácticas de contrainformación, donde también se introdujeron las artistas feministas. Una de las figuras más interesantes y tempranas en usar este tipo de imágenes subversivas en el ámbito feminista sería Martha Rosler, protagonista de este artículo.

Limpiando las cortinas. Bringing the war home (1967-72)

Limpiando las cortinas. Bringing the war home (1967-72)

Si uno de los modelos comunicativos que más había ayudado a asentar los estereotipos femeninos clásicos era la publicidad, el paso lógico dentro del arte crítico feminista sería usar esos mismos estereotipos para subvertirlos y crear imágenes con un sentido contrario al original. Este tipo de imágenes, herederas de los fotomontajes políticos dadaístas, serían incluidas dentro de las prácticas de contrainformación y del movimiento de la contrapublicidad.

Vacation gateway. Bringing the war homw (1967-72)

Vacation gateway. Bringing the war home (1967-72)

Martha Rosler sería una de las primeras artistas feministas que ampliaría la temática del fotomontaje hacia nuevos horizontes, no ya tratando el tema de la mujer y el sexo femenino en el arte, sino también el papel de la mujer en la mujer en la sociedad moderna. Uno de los mejores ejemplos es su serie Bringing the War home (1967-1972) (Trayendo la Guerra a casa), en la que tomaría las imágenes de revistas con mujeres vestidas con fantásticos vestidos, posando en casas de diseño completamente equipadas con electrodomésticos y muebles modernos, para mezclarlas con otros elementos análogos como soldados, escenas de guerra y muerte. En este caso, Rosler destaca cómo la publicidad comercial y su visión de la mujer viven en un mundo paralelo a la realidad, en la que conflictos como la Guerra de Vietnam estaban dividiendo la opinión pública en Estados Unidos.

Photo Op. House beautiful: Bringing the war home (2004-08)

Photo Op. House beautiful: Bringing the war home (2004-08)

Son fotomontajes que contienen una fuerza visual única, presentando el contraste de la vida perfecta que vende la publicidad a las mujeres con la lucha y las muertes producidas por la guerra. A lo largo de la serie podemos observar mujeres que limpian las cortinas mientras por la ventana un batallón de soldados prepara un ataque, o una casa impecable en la que los soldados se esconden o mueren rodeados de muebles de diseño. La serie tuvo un éxito sin igual, y por ello Rosler mantuvo la idea de mezclar la vida cotidiana con la guerra para una nueva serie realizada entre 2004 y 2008. En este caso, podemos observar a mujeres haciéndose fotos con un teléfono móvil mientras a sus espaldas se abre un escenario dantesco de muerte, bombas y destrucción.

Bringing the War home es una nueva forma de fotomontaje en la que se plantean varias vías de confluencia, por un lado la imagen de la mujer en el mundo de la publicidad, por otro la cotidianeidad de la vida postmoderna en paralelo a la destrucción del mundo, y sobre todo, el papel que la mujer acepta en ese juego de evasión de la realidad. Es un gran ejemplo de las nuevas prácticas de contrainformación feminista que después desarrollarían en otros formatos y técnicas grandes artistas como Barbara Kruger, Jenny Holzer o Lorena Wolffer.

 

Vía| MoMa

Más información| VINDEL GAMONAL, Jaime. “Arte y publicidad del arte pop a la crítica instiucional”, Arte, 2008, nº 7, p. 213-234.

Imagen| Limpiando las cortinas, Vacation Gateway, Photo op

RELACIONADOS