Cultura y Sociedad 


Marc Prensky y su propuesta para un nuevo currículo de enseñanza

Marc Prensky critica la existencia hoy en día de un currículo basado en una enseñanza conceptual de ciertas materias, las que él denomina los “vehículos” o “apoderados” de la educación: matemáticas, lenguaje, historia y ciencias. Esta realidad la opone a la existente hoy en día para lograr éxito en la vida, exponiendo las habilidades básicas que debe desarrollar un alumno: pensar, actuar, hablar y realizarse eficazmente (como persona, según la expresión original de Prensky: accomplish effectively). Así, el artículo está basado en las razones por las que necesitamos un nuevo enfoque de la educación, proporcionándonos un análisis exhaustivo de los parámetros a tener en cuenta. ¿Cuáles son los pilares básicos de dicho trabajo de Mark Prensky?

Las habilidades básicas señaladas existen de manera transversal en las asignaturas que cursa el alumno. Esta presencia no conlleva un aprendizaje, tal y como afirma Prensky, de las mismas porque en realidad el docente no insiste en trasmitir unas habilidades sociales concretas, sino que se limita (por norma general) a transmitir una serie de conceptos y habilidades teóricas a los alumnos (el currículo y la temporalización de los contenidos regidos por la legislación, limita la ampliación y aplicación de habilidades complementarias a la asignatura). Por este motivo, Marc afirma que el problema real es menos cómo enseñamos y más qué enseñamos (it’s less HOW we teach and more WHAT we teach). Aporta algunas notas novedosas relacionadas con la tecnología, el papel del nuevo docente y la descripción de los contenidos de las cuatro nuevas asignaturas (Effective Thinking; Effective Action; Effective Relationships; Effective Accomplishment).

El currículo de enseñanza debe fomentar la enseñanza integral del alumno

El currículo de enseñanza debe fomentar la enseñanza integral del alumno

¿Por qué plantea un cambio en el currículo, centrado en adquirir ciertas habilidades sociales? La respuesta está en la globalización actual del mundo gracias a Internet. Los alumnos tienen acceso instantáneo a contenidos heterogéneos (contrastados por diversas opiniones ) y en tiempo real pueden contactar con otras personas. Esto ha cambiado la forma de pensar y comprender de los alumnos, sobrando la explicación de teorías que no van a aplicar en su día a día: el alumno puede acceder al contenido que le interesa, en el momento que desee. ¿Es por esto necesario descartar todo contenido que el alumno no vaya a utilizar en su día a día? Definitivamente no. En mi opinión es necesaria la formación integral del alumno, aportándole conocimientos teóricos, así como herramientas que desarrollen sus habilidades sociales, tal y como indica Marc Prensky.

La tecnología representa un papel fundamental en este nuevo currículo. Marc denota una oposición entre la generación pre-internet y la generación actual, explicando la necesidad presente de abandonar los métodos de enseñanza pertenecientes a la generación pre-internet. Los recursos tecnológicos no puede sustituir al docente, ya que éste es quien se encarga de transmitir a los alumnos la parte social y humana (conceptos como motivación, respeto, empatía y pasión, entre otras, consiguiendo una educación integral): la tecnología debe colaborar para enseñar, no sustituir para educar.

No podemos evitar cuestionar esta idea de currículo tan radical y novedosa frente a la que tenemos actualmente en nuestro país. Si bien la idea es atractiva, conlleva una dificultad latente en cuanto a su desarrollo en la práctica, debido a la masificación del número de alumnos por aula y su correspondiente dificultad para desarrollar una enseñanza individualizada. Esto se podría solucionar cambiando la tendencia actual de clases numerosas a clases de grupos pequeños (por cuestiones de infraestructura y horario, este punto no podría llevarse a cabo sin un esfuerzo considerable). Por otro lado, discrepamos en el punto sobre la lectura y la escritura, donde Prensky expresa que la tecnología evade la necesidad de una enseñanza y aprendizaje de estas habilidades tan exhaustiva como hasta el momento. Consideramos que hay ciertas habilidades que no deberían darse por sabidas o sustituidas por la tecnología: es esencial que un alumno sepa escribir correctamente y leer con fluidez. Las aportaciones y beneficios para el desarrollo intelectual del alumno, son numerosos con estos trabajos manuales.

Estamos de acuerdo en que el currículo de enseñanzas necesita un cambio, pero no como el que ha recibido recientemente en nuestro país, eliminando materias artísticas que consideramos fundamentales y otorgando mayor carga lectiva a materias troncales, sino en el sentido que proyecta Prensky, sin llegar a ser tan radical. Necesitamos un currículo en el que el alumno reciba una formación competente en todas las áreas, pueda manejar la tecnología y aprender a realizar un uso correcto de ella, que lo aprendido pueda llevarlo a su día a día y no se quede en simples teorías hipotéticas; sólo así conseguiremos una modificación del currículo y un interés del alumno por su aprendizaje, logrando un educación significativa e integral, tanto en el ámbito conceptual como personal.

 

 

Vía| The World Needs a New Curriculum

Más información| YouTube: Entrevista Marc Prensky

Imágenes| Aula, Alumnos

 

 

RELACIONADOS