Coaching Profesional 


Maltratando a la infancia

En la actualidad cada vez se habla más de la eficacia de los castigos físicos a los niños. Por un lado, existen los defensores de que “un cachete a tiempo nunca está de más” mientras que otros lo consideran maltrato infantil.

Pero, ¿tenemos claro qué es el maltrato infantil?

Algunos autores consideran que el maltrato infantil puede definirse como “cualquier daño físico o psicológico que es infringido de forma voluntaria a un niño y que ocurre como resultado de acciones físicas, sexuales o emocionales, bien como emisión u omisión de conductas que perjudiquen al desarrollo físico y emocional satisfactorio del menor” (Cantón y Cortés. 2002; Gracia y Musitu, 1993).

Atendiendo a esta definición podríamos clasificar al maltrato en función de si es físico o emocional y activo o pasivo.

Sin embargo, ¿cómo podemos identificar si un menor está sufriendo maltrato? A continuación se les muestran algunos signos de alarma:

Maltrato físico y activo.

Este tipo de maltrato es lo que conocemos como “abuso físico” y “abuso sexual”.

El abuso físico es cualquier acción no accidental que provoque daño físico y/o enfermedad en el niño o lo coloque en grave riesgo de padecerlo.

Suele darse en aquellos ámbitos donde los cuidadores muestran una disciplina severa e inapropiada para la edad del niño; no dan explicaciones de las lesiones, las ocultan o dan razones son ilógicas; poseen una percepción negativa del menor o poseen algún tipo de adicción.

Maltrato físico

Los/as maltratadores/as tienden a “silenciar” a la víctima a través de regalos en primer lugar y después mediante amenazas.

Algunos signos físicos que se muestran en los menores son:

  • Magulladuras.
  • Hematomas.
  • Quemaduras.
  • Fracturas.
  • Luxaciones y subluxaciones.
  • Heridas o erosiones.
  • Señales de mordeduras humanas.
  • Líneas de corte o pinchazos.
  • Lesiones internas de diversa consideración.
  • Signos de asfixia.

En cuanto a los signos psicológicos, estos niños muestran:

  • Miedo a los padres.
  • Agresividad y rechazo al contacto interpersonal.
  • Retraimiento y desvalorización.
  • Deseos de morir o suicidarse.

Maltrato físico y pasivo.

Es lo que conocemos como “abandono físico”. Este se caracteriza por una desatención constante de las necesidades físicas y de la protección y vigilancia de la alimentación, higiene, cuidados de salud o médicos, educación, seguridad y condiciones del hogar, supervisión así como falta de protección en maltrato de terceros y desatención de necesidades cognitivas y formativas del menor.

Maltrato emocional y activo.

Es el denominado “maltrato emocional”. Se caracteriza por la presencia de hostilidad verbal crónica (insulto, burla, desprecio, etc) así como bloqueo constante de las iniciativas de interacción del menor.

Este tipo de maltrato suele darse en aquellos ámbitos cuyos cuidadores muestran rechazo, culpa o desprecio al niño; negación de amor hacia él; trato desigual a los hermanos; poca preocupación por aspectos del niño así como una elevada exigencia a los mismos.

El tipo de signos que podemos identificar en este tipo de niño son más de carácter psicológico, así podemos observar:

  • Dicotomía: a veces muestra excesiva complacencia con los padres mientras que en otras ocasiones muestran excesiva agresividad.
  • Retraimiento.
  • Conductas muy “adultas” o muy “infantiles”.
  • Retraso madurativo.

Maltrato emocional y pasivo.

La negación de las emociones de los menores es un tipo de maltrato.

La negación de las emociones de los menores es un tipo de maltrato.

Es el denominado “abandono emocional”. Este se caracteriza por una falta persistente de respuesta a las señales, expresiones emocionales (sonrisa, llanto, etc.) y conductas del menor; falta de iniciativa de interacción y contacto por parte del adulto así como por una ausencia de afecto, cuidado y normas por parte del mismo.

Ahora que ya tenemos claro qué es el maltrato y cómo identificarlo… ¿tienen claro qué hacer ante su presencia?

Aquí encontrarán la respuesta:

Vía| Childwelfare.

Imagen| Di “No” al maltrato infantil, maltrato emocional, silenciar al menor

Youtube|Campaña contra el maltrato infantil (Fundación ANAR)

RELACIONADOS