Derecho Internacional, Economía y Empresa, Jurídico, Panorama Internacional 


Mali: el bastión terrorista a las puertas de Europa

El pasado mes de julio en Mali daba comienzo el primer proceso electoral democrático desde que estallara la guerra en el mes de enero contra grupos terroristas yihadistas e islamistas radicales.

En una segunda vuelta electoral el 11 de agosto se decidirá el nuevo presidente de gobierno para los próximos 5 años. Unas elecciones marcadas por la tensión social y las amenazas terroristas.

El séptimo país mas extenso de África y el sexto más pobre del mundo tiene puestas sus esperanzas democráticas en estos comicios ya que la celebración de unas elecciones democráticas es un requisito fundamental para que la Comunidad Internacional done los 3.000 millones de euros en ayuda al desarrollo prometidos al término de la guerra.

¿Por qué se produjo el golpe de estado?

Mali era hasta 2012 una democracia constitucional modélica dentro de África. El 21 de marzo de ese mismo año el presidente, Amadou Toumani, fue derrocado en un golpe de estado a manos de militares malienses aglutinados en la denominada Comisión Nacional para la Reconstrucción de la Democracia y la Restauración del Estado (CNRDR). El objetivo de los sublevados era la creación de un nuevo gobierno que estabilizara el país y solucionara el problema de la rebelión tuareg en el norte del país. Sin embargo los resultados fueron muy diferentes. El golpe de estado sirvió en un primer momento para que grupos separatistas de origen tuareg, la facción islamista del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), se hicieran con el control de la zona de Azawad y la declarara territorio independiente. Posteriormente se unió a la rebelión tuareg el grupo islamista salafista ANSAR DINE, que a la fuerza fue apartando al MNLA del control de las principales ciudades del norte como Gao o Tumbuctú. A mediados de julio y con el apoyo del grupo terrorista AQMI (Al Qaeda en el Magreb Árabe), y su escisión MUYAO ( Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental) se había expulsado a los tuaregs del control del nuevo Estado independiente, obviando sus reclamaciones soberanistas e imponiendo la sharia o ley islámica en el territorio ocupado.

Autor: Orionist, Wikicommons

Autor: Orionist, Wikicommons

¿Por qué intervienen tropas extranjeras?

El 24 de septiembre de ese mismo año y ante la incapacidad de restaurar el control en la región de Azawad, el gobierno de Mali solicita a Naciones Unidas el apoyo militar internacional para expulsar a los grupos terroristas afincados en la zona. Naciones Unidas respondía con las Resoluciones 2071 y 2084 que avalaban dicha intervención para estabilizar la región y devolver el control al gobierno maliense.
Pero la actuación decisiva en el conflicto armado vino de la mano de las tropas de Francia que iniciaron una ofensiva armada, “La Operación Serval” el 9 de enero de 2013 en el norte de Mali cuando los grupos terroristas intentaron tomar la capital del país, Bamako. Posteriormente se unirían a estas tropas el MNLA por el rechazo mayoritario de sus partidarios hacia el radicalismo islámico, las fuerzas de la CEDEAO ((Comunidad Económica de Estados de África Occidental) y tropas de las misiones de la Unión Europea EUTM Mali y AFISMA.

A mediados de abril se habían liberado la mayor parte de territorios ocupados por los grupos terroristas. De forma simultánea el gobierno de transición maliense intentaba sentar las bases de una nueva democracia, evitando la escalada de atentados terrorista en las ciudades reconquistadas.
A principios de julio Naciones Unidas se hacía cargo de la situación en Mali mediante la misión MINUSMA, mientras que las tropas francesas irán paulatínamente abandonando la zona.

¿Por qué Mali interesa tanto a Europa?

Mali interesa a Europa porque la zona del Sahel se ha convertido en cuestión de unos años en un santuario para los grupos terroristas yihadista. Europa no quiere un Irak o un Afganistán tan cerca de sus fronteras y tras la caída del régimen de Gadafi en Libia en 2011 muchos combatientes y armamento fueron a parar a grupos armados malienses. A esto hubo que sumar el efecto llamada que provocó la intervención militar internacional con lo que yihadistas de otras partes del mundo se sumaron a la causa de los terrorista malienses. Mali además es un país con recursos naturales como uranio u oro de importancia para empresas europeas.
Además hay que añadir la inestabilidad de la zona del Sahel con países como Mauritania o Burkina Faso, estados fallidos muy sensibles al contagio del conflicto debido a la porosidad de las fronteras y la debilidad de sus gobiernos, situación que aprovechan los grupos terroristas para ampliar sus redes de actuación.
Una vez entendemos porqué solucionar este conflicto es de vital importancia para esta zona de África hay que conocer las causas que han llevado a esta situación. Mali al igual que la mayor parte de países del Sahel sufre una crisis interna debida a causas estructurales como son: la pobreza extrema de la mayor parte de sus población, las hambrunas endémicas y sequías, el paro juvenil, el desigual reparto de riqueza, las redes terroristas y de delincuencia transnacional, los conflictos étnicos y raciales y la debilidad de sus gobiernos en el plano militar, político y económico. Todo esto hace que el problema no se solucione con una intervención puntual sino que tiene que ser un proceso que afecte a toda la estructura del Estado. Ante esto las posibles soluciones pasan en primer lugar por la creación de un gobierno que estimule la cohesión social, garantice el retorno de los refugiados y desplazados por el conflicto asegurando la seguridad de la población en su propio territorio. El siguiente paso es la creación de un gobierno democrático sólido y capaz de gestionar las amenazas terroristas por sí mismo.
La Comunidad Internacional no puede limitarse a una intervención armada puntual ya que el precio humano y económico de solucionar una crisis siempre será menor que la reconstrucción de un país tras una guerra.La Unión Europea y Naciones Unidas deben estimular la cooperación internacional para ayudar a que el propio país pueda garantizar el desarrollo de su población y pueda crear una democracia sólida a largo plazo.

Imagen| cdn.theatlantic.com

Más Información| Naciones Unidas, Instituto de Estudios Estratégicos, Real Instituto Elcano, El País.

En QAH| Guerra y privatización, Siria,¿ hasta donde está dispuesta a llegar la Comunidad Internacional?

 

RELACIONADOS