Cultura y Sociedad 


L’Osservatore Romano: el diario del Papa

L’Osservatore Romano es el diario nacional del estado más pequeño del mundo: el Vaticano. En una monarquía absoluta, electiva y teocrática donde sólo la basílica y la plaza de San Pedro abarcan el 20% del territorio, L’Osservatore Romano es un instrumento de comunicación fundamental de la Iglesia Católica en el mundo.

Lo es desde el 1 de julio de 1861, poco después de la proclamación del Reino de Italia. Aunque la independencia del Vaticano tardaría casi setenta años en llegar gracias a los Pactos de Letrán, el nacimiento de la nueva publicación fue un gesto reivindicativo de la soberanía de unos Estados Pontificios absorbidos por Italia durante su reunificación.

L'Osservatore RomanoHoy, L’Osservatore conserva su cabecera original«Unicuique suum. Non praevalebunt», («A cada uno lo suyo. No prevalecerán»). Como lengua oficial del estado, el latín domina las ocho páginas del periódico, que actualmente solo se publica a diario en italiano.

Las ediciones en el resto de lenguas —inglés, francés, castellano, portugués, alemán, polaco y malayalam (idioma oficial en India)—, tienen periodicidad semanal. Sus lectores polacos, en cambio, solo pueden leerlo una vez al mes.

Se define como un «periódico diario político-religioso», pero su principal cometido es divulgar la actualidad papal. De ahí que en los textos se intercalen informaciones de todas las actividades públicas de Su Santidad con editoriales escritos por miembros importantes de la Curia Romana. «El Papa siempre va en portada. En las últimas páginas las noticias importantes y el Lutto (las necrológicas)», dice Manuel Rodríguez, director de la edición española del periódico a finales de los sesenta.

Aunque no es una publicación oficial del Vaticano, como las que emiten los dicasterios (ministerios de la Santa Sede), L’Osservatore recoge documentos oficiales que, tras ser autorizados por el Papa, obtienen rango de ley.

 

Más información| Los orígenes de L’Osservatore Romano

Imagen| L’Osservatore Romano

En QAH| ¿Qué sucede tras la renuncia del Papa?¿Qué nos cuenta la Capilla Sixtina?

RELACIONADOS