Coaching Profesional 


Los umbrales de nuestro conocimiento

 

La física es la ciencia que estudia las propiedades de la materia y la energía, su comportamiento, sus interactuaciones. Es la ciencia que intenta entender el funcionamiento del universo. Por eso supongo que siempre me ha interesado. Por eso supongo que cuando me pregunto sobre nuestra capacidad para comprender recurro a la física, y a las matemáticas como lenguaje en el que la primera se expresa, como último y primer bastión de nuestro conocimiento. Y en este bastión se está librando en la actualidad la batalla que puede cambiar para siempre nuestro entendimiento del universo.

El fermento de esta batalla no es otro que desarrollar una teoría del todo, una teoría capaz de descifrar el comportamiento del universo, de todo lo que en él ocurre y hay. Ahí es nada. Para ello sería necesario unificar dos teorías físicas ampliamente contrastadas pero que se muestran incompatibles entre sí: la teoría de la relatividad general de Einstein por un lado, y la mecánica cuántica, que es en realidad un conjunto de leyes y teorías, por otro. La primera nos ayuda a entender los cuerpos de gran masa del universo, como las estrellas o los planetas. La segunda, por su parte, sirve para comprender el comportamiento de las partículas subatómicas.

Cómo Funciona El Universo galaxias

Los umbrales de nuestro conocimiento

El problema que trae de cabeza a físicos de todo el mundo viene cuando se intentan explicar acontecimientos en los que participan partículas de un tamaño muy reducido pero de una masa inmensa. En particular, hay dos sucesos que ejemplifican la situación antes descrita: el Big Bang, u origen del universo; y los agujeros negros. Como he dicho, estas dos situaciones tienen algo en común: ocupan una extensión mínima en el espacio, y en ellas se ven involucradas cantidades ingentes de masa. Pero no sólo comparten este ya de por sí fantástico hecho. Hay algo más que los hace verdaderamente asombrosos e intrigantes: al intentar combinar ambas teorías físicas para explicar el origen del universo o los agujeros negros, éstas colapsan, dejan de producir resultados lógicos.

No es el único rompecabezas que atosiga a los físicos actuales. La física cuántica es, en sí misma, un rompecabezas. El mismísimo Einstein rechazaba algunas de las aserciones de la mecánica cuántica por considerarlas implausibles. Y es que, ¿cómo puede alguien aceptar sin reservas que una sola partícula subatómica pueda ocupar numerosos espacios al mismo tiempo? Aseverar en tal sentido sin haber estudiado y comprobado la, al menos plausibilidad, de tal afirmación parece más un acto de fe que de ciencia.

¿Alguien se ha planteado alguna vez enseñar a su perro a hacer raíces cuadradas? Evidentemente no, carece de sentido, es imposible que un perro lo consiga simplemente porque su cerebro no está lo suficientemente desarrollado. Pero, ¿y si el nuestro tampoco lo está para comprender la magnificencia del universo en el que vivimos? ¿Y si la batalla por la teoría del todo estuviese perdida de inicio? De hecho, Steven Pinker afirma que “si la mente es un órgano biológico más que una ventana a la realidad, debería haber verdades que fueran literalmente inconcebibles y limitaciones en nuestra capacidad para llegar a comprender bien alguna vez los descubrimientos de la ciencia”.

Desde luego, parece que así sea, que la ciencia esté colmando el vaso de nuestra capacidad cognitiva. Incluso el famoso físico y cosmólogo Stephen Hawking se planteaba dicha posibilidad cuando afirmó que “debemos intentar comprender el comienzo del Universo a partir de bases científicas; puede que sea una tarea más allá de nuestras capacidades, pero al menos deberíamos intentarlo”. Qué más dará que la batalla esté perdida, eso no lo podemos saber a priori. Como dice Hawking, lo único que queda es intentarlo, y no es poco.

 

Vía| El Universo Elegante, Brian Greene, NOVA.

Más información| PINKER, Steven; La Tabla Rasa. La negación moderna de la naturaleza humana. Paidós Ibérica (2003).

Imagen| Cómo funciona el Universo.

En QAH| ¿Estamos solos en el Universo?

RELACIONADOS