Salud y Deporte 


¿Los ultras “favorecen” o “ensucian” el deporte?

El deporte es uno de los fenómenos más populares de nuestro tiempo. Es en él donde se producen y expresan algunos de los valores de la sociedad contemporánea. Éste constituye un gran instrumento de desarrollo social, vinculado al bienestar y la salud de la población. Es también una oportunidad para canalizar el esfuerzo humano hacia fines comunes, contribuyendo así la lucha contra las adicciones, proporcionando solidaridad, igualdad, reconocimiento del mérito, superación y un sin fin de objetivos gratificantes. Cabe destacar que el consumo de estupefacientes era, es y será una de las mayores armas para el desarrollo de estas malas conductas.

Ultras

Ultras

Como ya sabemos, hay países en los que el fútbol está muy interrelacionado con la cultura y los aspectos de la vida de sus ciudadanos, así como de sus costumbres y estilos de vida. España, sin ir más lejos, es una de ellas. Se han quedado un poco atrás los valores que se comentan al principio, reflejando la realidad de este deporte cuando los ultras sobrepasan las reglas de las competiciones.

Bajo mi punto de vista, el exceso de medios de comunicación para un único deporte, como es el fútbol, nos lleva a una saturación que se está convirtiendo en uso exclusivo de entretenimiento y dejamos de verlo como un deporte en competición. Entran en juego muchas influencias, como pueden ser económicas, políticas y emociones que no somos capaces de dominar frente al rival.

La preocupación por los hechos pasados entre espectadores, en cuanto a problemas de conductas violentas, han llevado a muchas observaciones, estudios e investigaciones que nos han permitido comprender esta realidad, por triste que parezca. Y aunque pienso que se podrían reorientar con una línea de trabajo basadas en propuestas educativas, seguimos tomando medidas drásticas e injustas con los espectadores que no han participado en dicho conflicto.

Podemos encontrar distintas formas de agresión y violencia en los diferentes ámbitos de la actividad humana, tanto verbal como física. Pero nos centraremos en las físicas, ya que son las que más nos repercuten a la hora de sociabilizarnos o tomar medidas.

La violencia deportiva se manifiesta de distintas formas, dependiendo siempre del acto deportivo en concreto y según su reglamentación, ya que en algunos casos como el boxeo, karate o judo, no solo se permite la agresión física si no que también se estimula y es una condición necesaria para la victoria, manteniendo siempre un límite de control. Los hechos violentos tienden a ser mayores en la medida que aumenta la presión competitiva en los deportes.

Por otra parte, cuando hablamos de la no-violencia también queremos dar alusión al juego limpio en el deporte. El juego limpio es un concepto que nace del propio mundo del deporte, del análisis crítico y de la resolución de su funcionamiento. Por ello es más que importante tenerlo presente SIEMPRE.

¿Qué ocurriría entonces si en una situación de juego no existen reglas?

Esta educación en el ámbito deportivo lleva desde que en los tiempos remotos se consideraba algo “dentro de los límites”, pero al ir evolucionando hemos necesitado seguir un manual con instrucciones. Estamos hablando de que el aguante es un capital simbólico, que está mucho más asociado a la capacidad de resistir el dolor que a la fidelidad por los colores de los equipos.

Todo esto os lo presento para marcar las diferencias en el deporte, donde lo que importa es divertirse, competir… frente a un deporte donde el más mínimo error ES SANCIONADO con un espectáculo de vergüenza, violencia y agresión entre las personas que quieren disfrutar de un buen juego del deporte. La A.F.A (Asociación de Fútbol Argentino) dice que la violencia es un problema que nos concierne a todos, estemos involucrados o no, en el cual todos debemos aportar esfuerzo y sacrificio sin sobrepasar los límites, porque aunque el camino sea largo y difícil, entre todos, PODEMOS.

hkh

Para terminar y recalcar que estamos ante una realidad inminente, os dejo un planteamiento sobre el último incidente hacia uno de los aficionados del Deportivo. Diría que me sentí conmocionada por el trágico fallecimiento de un hincha del Deportivo en los aledaños del Vicente Calderón tras un enfrentamiento entre grupos ultras, pero mentiría si dijese que esa conmoción me duró días en cuanto me enteré bien de lo que ocurrió. ¿Quién va a una pelea entre hinchas y pretende salir ileso?

Quizás llevemos poco tiempo buscando soluciones, porque por muchas reuniones que se hayan realizado entre clubes para tratar de erradicar uno de los principales males del fútbol español, hasta ahora no han llegado a buen puerto, y con esto me refiero a que a veces, sólo a veces es aconsejable erradicar esas conductas de los grupos de raíz, para así llegar al objetivo de recuperar el plano más deportivo.

 

 

“Los deportes promueven la salud mental, la paz del espíritu, alivian las hostilidades naturales, la agresividad, reducen la delincuencia y la violencia”. (Singer, 1975)

Vía| 20minutos

Más información| UltrasFútbol

En QAH| El deporte como transmisor de valores en la etapa educativa, Los “12 mandamientos” de Podemos para el deporte

Imagen| MundoUltra

Vídeo| Youtube: Bienvenidos al mundo de los Ultras.

 

 

RELACIONADOS