Jurídico 


Los papeles de Panamá en cinco claves

El pasado domingo se desvelaba una de las noticias más relevantes desde el punto de vista jurídico y periodístico de los últimos años: los papeles de Panamá, ya conocidos en las redes sociales con el hashtag #panamapapers. Estamos ante una de las filtraciones de documentos internos más importantes de la historia.

Estos documentos pertenecen a uno de los despachos de abogados más relevantes de Panamá: “Mossack Fonseca”, conocido por ser uno de los despachos más importantes a nivel internacional y especializados en la creación de sociedades “offshore” en paraísos fiscales.

Para aproximarnos al caso, “destaparemos” (en clara alusión a la novela La Tapadera y a su adaptación cinematográfica homónima) cinco de las claves que todo jurista debe conocer sobre los papeles de Panamá, analizando qué es una sociedad offshore, qué es un paraíso fiscal, la legalidad o ilegalidad de estas sociedades y las personalidades implicadas en este escándalo.

24565503014_1b58a96c13_o

1.- el caso

 Los ya conocidos como “ papeles de Panamá” son más de 11 millones de documentos internos filtrados procedentes  del despacho de abogados  panameño Mossack Fonseca, especializado en la creación y registro de sociedades offshore.

Los documentos abarcan casi 40 años del trabajo dentro de la firma y conllevan datos de carácter sensible y personal como cuentas bancarias, correos electrónicos, bases de datos y otros muchos  datos de carácter personal.

2.-las sociedades offshore

Se conoce como sociedades offshore aquellas entidades creadas al amparo de la legislación de un determinado Estado extranjero ( por lo general paraíso fiscal , donde sus normas fiscales son muy permisivas) pero que no opera en dicha jurisdicción y tiene escasa o nula actividad en la misma. O lo que es lo mismo, se crea, registra o inscribe en esos Estados que otorgan privilegios y ventajas fiscales, sin que tengan actividad alguna en dicho país, pero beneficiándose de su privilegiada normativa fiscal.

Estas sociedades se suelen utilizar para desviar beneficios personales a una empresa, acumular patrimonio, comprar acciones, o abrir cuentas en entidades extranjeras.

Muchas empresas deciden constituirse en un país distinto de su residencia ( donde de facto actúan y desarrollan su actividad) porque el tratamiento fiscal es mucho más ventajoso. Otras personas físicas con grandes patrimonios simplemente utilizan este tipo de empresas como pantallas  ( por lo general valiéndose de un entramado de empresas ) para desviar patrimonio, blanquear capital, y abrir cuentas en el extranjero sin que pueda dilucidarse cuál es el verdadero beneficiario o dueño de la misma ( para lo que se suelen utilizar testaferros) y con altas garantías de confidencialidad, lo que permite burlar la ley .

Las ventajas suelen ser múltiples para estas personas físicas o sociedades:  impuestos muy ventajosos en comparación con el Estado de origen o residencia, bajo coste y rapidez en la constitución de la sociedad, privacidad y confidencialidad, ciertos privilegios contables… La opacidad que les rodea es su característica dominante.

Sin embargo, todas estas operaciones (aunque intenten ajustarse a la legalidad) son de dudosa y más que cuestionada ética y moral. La evasión de impuestos,  el fraude de ley,  el secreto bancario, y el desarrollo de otras conductas ilícitas no conformes con la legalidad, hacen que esta cuestión sea preocupante para la comunidad internacional.

3.-  los paraísos fiscales

Un paraíso fiscal es un Estado o territorio en el que por razón de sus permisivas legislaciones fiscales, son destinos muy atractivos para constituir y registrar empresas offshore. Son lugares en los que la creación de sociedades mercantiles es la principal o más importante industria del país.

Un paraíso fiscal ( en inglés tax heaven o refugio fiscal) es un territorio o Estado caracterizado por tener un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes  que se domicilien a tales efectos.

Aunque no hay un listado oficial de “paraísos fiscales” ( pues todo depende de los acuerdos o Tratados a los que hayan llegado los Estados parte) la Comisión Europea, el pasado año, realizó un listado de Estados considerados como “ paraísos fiscales”  tomando para ello como criterio seleccionador el que al menores diez países miembros consideraran a un determinado Estado como paraíso fiscal.

Entre los paraísos fiscales ( que por su permisiva legislación fiscal) se suelen citar  destacamos: Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas, las Bahamas, Belice, Mónaco, Luxemburgo, Suiza, Hong Kong, Islas Mauricio, Liechtenstein, Malasia, Montserrat, Antillas Holandesas, Chipre, Gibraltar…

.

En el caso de Panamá y Andorra (tradicionalmente considerados por España como paraísos fiscales) han perdido esta condición, habida consideración de sendos acuerdos entre dichos Estados y España, y más concretamente en el primer caso desde 2011 en virtud de un tratado de doble imposición.

4.-personalidades implicadas

Aunque todavía es pronto para hacer balance, ya se apuntan numerosas personalidades internacionales implicadas en la trama y que se han visto salpicadas por estar relacionadas al prestigiosos despacho o vinculadas de alguna forma a las sociedades offshore creadas e inscritas al amparo de la firma, que se ocupaba de las cuestiones burocráticas, administrativas, legales y de gestión.

Entre las personalidades implicadas se encuentran Jefes de Estado y de Gobierno, políticos y demás personajes públicos (así como familiares, amigos y socios), pero también otros personajes de notoriedad relacionados con el mundo del deporte, la cultura ,el espectáculo, la banca o el mundo empresarial.

Aunque debemos ser prudentes y cautelosos (pues nada se ha confirmado todavía) ya se barajan algunos nombres como Messi, Putin, Pilar de Borbón, Pedro Almodóvar, Platini… entre muchos otros. No se descarta una nueva avalancha de nombres relacionados con el conocido despacho.

5.- la legalidad o ilegalidad de las sociedades offshore

La creación o participación en este tipo de sociedades se encuentra siempre bordeando la legalidad, aunque son de dudosa ética o moralidad, dado los claros fines de evasión fiscal. No obstante, no siempre ni en todo caso serán ilegales siempre y cuando el beneficiario declare la sociedad a las autoridades fiscales del país en el que reside.

Los papeles de Panamá, sin duda, supondrán un hito histórico en materia periodística y jurídica y abrirán un nuevo debate sobre la legislación de blanqueo de capitales.

Imagen| Imágen destacada

RELACIONADOS