Historia 


Los museos y sus orígenes

 

Muchas veces acudimos o no, escuchamos noticias acerca de inauguraciones -importantes personas del gobierno o la casa real acudiendo a ellas-, sin embargo muchas veces pasando por delante de los edificios que son los encargados de darles cabida no sabemos ni de dónde vienen ni a donde van. Hablamos de los museos, a niveles puramente objetivos y según organismos como el ICOM, “Un museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo.”[1]

No obstante ni el ICOM surgió de la noche a la mañana, ni los museos tampoco. ¿De dónde salieron estos espacios? ¿Por qué? ¿Cuándo?  ¿Te interesa? Quédate a verlo.

Para empezar, comenzaremos hablando de los primeros espacios “protomuseologios”, estos son los cuartos de maravillas o gabinetes de curiosidades. Que son los términos con los que se designa a los lugares en los que durante la época de las grandes exploraciones y descubrimientos (siglos XVI-XVII) se coleccionaban y e presentaban a un público seleccionado una amplia variedad de objetos raros o extraños. Estos objetos en su gran mayoría venían de lugares entonces exóticos como Asia, América o África que representaban todos o alguno de los reinos considerados en la época; animali, vegetalia, y mineralia, además de pinturas o esculturas.

http://laespirituosa.com/wp-content/uploads/2015/07/curiosidades-1.jpg

¿Cómo surge el “primero” de los museos?  Gracias a la Revolución Francesa en 1789, y durante esta secularización cultual de la historia, se produjo un momento en el que el arte y los objetos históricos estaban siendo desprivatizados al ser arrebatados de los palacios y mansiones  en donde habían reposado hasta ese momento. El Louvre abrió por primera vez en 1793, el Prado en 1820, la National Gallery en 1824, el British en 1852 y en 1830 se fundaba el Altes Museum de Berlin. No es casualidad que se centraran en estos núcleos los primeros museos, puesto que fueron las principales potencias colonizadoras.

Los museos nacieron como una necesidad de democratización de la cultura, algo que entre otras cosas demandaba la revolución francesa. En ese sentido los museos y su creación respondían también a la idea de la catalogación y organización. Gran parte de las colecciones de los museos procedían de las expropiaciones que se hicieron y de los saqueos a las grandes familias burguesas, pero también pertenecían a las colecciones privadas. Si en un primer instante veíamos que los primeros espacios museísticos se basaban en pequeños gabinetes, estos a su vez se basaban en colecciones. Dichas colecciones se articulaban en función de los intereses del dueño, si es cierto que –de un modo general- todas las colecciones contenían objetos curiosos y difíciles de encontrar de las expediciones o de los regalos que recibían. Pero como toda buena colección, respondían a unos intereses.institucion

Los espacios en los que se decidieron albergar las colecciones confiscadas fueron el de grandes edificios. En el caso de España y el Prado ocurrió algo completamente diferente, junto a la insistencia de Barbará de Braganza a su esposo el rey Fernando VI, por tener en un mismo lugar todos los cuadros que poseía la corona para poder admirarlo cuando quisieran, se añadía la necesidad de dicho espacio. Para ello se recurrió a Juan de Villanueva, refutado arquitecto de la época, quien diseñó los planos del edificio, que aunque en un principio seria museo de ciencias naturales terminaría siendo el lugar donde descansarían las colecciones reales de arte.

Con el paso del tiempo estos museos citados han ido evolucionando y adaptándose a los cambios que se han ido produciendo en la historia a nivel expositivo. Sin embargo han hecho –creo- una labor aun más importante, que es la de conservar y preservar bienes que no solo de un gran valor económico sino de gran valor cultural. En ese sentido me parece especialmente importante destacar el hecho de que los museos, sean famosos o no, son de todos y si no hubiera sido por su labor de conservación hoy día no dispondríamos de grandes obras.

[1] http://icom.museum/la-vision/definicion-del-museo/L/1/

Vía|Maleuvre Didier “Memorias del Museo”. Material de museologia

Imágenes| CuriosidadesMuseo del prado

RELACIONADOS