Jurídico 


Los matrimonios de conveniencia o complacencia (IV): Control previo a la inscripción en el Registro Civil

En esta cuarta entrega vamos a explicar de manera concisa los deficientes mecanismos de control previo existentes para evitar la inscripción en el Registro Civil de estos matrimonios fraudulentos.

Matrimonio canónico

Los matrimonios de conveniencia o complacencia

Desde la perspectiva del Derecho Internacional Privado español se descarta la tesis de la Lex Auctoritatis siendo el artículo 9.1. del Código Civil el precepto aplicable y debiendo regirse el consentimiento matrimonial por la Ley personal de cada contrayente. Así pues, si el consentimiento correspondiente al contrayente español no es un auténtico consentimiento matrimonial, es simulado, el matrimonio resulta no válido. Como predica nuestro Alto Tribunal (STS 25 de noviembre de 2003 [RJ 2004, 293]), cabe decretar la nulidad de un matrimonio ya disuelto por divorcio. Como sistema de control para la evitación de la inscripción registral de estos matrimonios fraudulentos hay que estarse a lo que al respecto establecen las Instrucciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) de 9 de enero de 1995, sobre normas relativas al expediente previo al matrimonio cuando uno de los contrayentes está domiciliado en el extranjero, y la posterior de 31 de enero de 2006, sobre los matrimonios de complacencia.

El régimen de nulidad instaurado en el Libro I: Título IV del Código Civil (arts. 73 a 80 CC) se aplica a todo matrimonio, con independencia de que se haya celebrado de forma civil o religiosa. En este sentido, este control previo tiene una excepción en Derecho eclesiástico del Estado, y es que los matrimonios religiosos celebrados en la forma religiosa católica no están sometidos a la obligatoriedad del expediente previo matrimonial (El IV y el Protocolo Final del Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Asuntos Jurídicos de 1979), sino que se someten a las normas del Derecho canónico; siendo el único título para practicar la inscripción la simple certificación eclesiástica de la existencia del matrimonio, bien la presenten directamente los interesados, bien sea remitida por el Párroco al Registro competente. No así en las formas confesionales de las iglesias evangélicas, hebraica e islámica –Leyes, respectivamente, 24; 25 y 26/1992- en las que se exige (al igual que sucede en el sistema de control de los matrimonios civiles), cuando uno de los contrayentes es español y el consentimiento se va a prestar ante autoridad española, un expediente previo para acreditar la capacidad nupcial del mismo y su verdadera intención de contraer matrimonio; en la forma islámica, aunque no sea requisito de autorización, sí lo es de inscripción. Expediente que tiene por objeto verificar la concurrencia de todos los requisitos legales necesarios para la validez del matrimonio. Hemos de resaltar la salvedad (como excepción imperativa de orden público) que cuando una Ley extranjera admita la validez del matrimonio a pesar de que el consentimiento sea ficticio o simulado, dicha Ley no será de aplicación por las autoridades españolas por resultar contraria al orden público internacional español.

Conforme al principio general de presunción de la buena fe, debe considerarse y presumirse que existe auténtico consentimiento matrimonial cuando un contrayente conoce los datos personales y familiares básicos del otro contrayente y, por ende, debe autorizarse su inscripción. A contrario sensu, siendo claro y flagrante dicho desconocimiento y a pesar del principio del favor matrimonii que establece una presunción a favor de la validez del matrimonio, no se procederá a la inscripción del matrimonio en el Registro Civil. Claro que la equidad ha de ponderarse por la Autoridad española en la valoración del grado de conocimiento recíproco de los datos familiares y personales básicos de los contrayentes en cada supuesto concreto.

Vía|DE CASTRO Y BRAVO, F., El Negocio Jurídico, Instituto Nacional de Estudios Jurídicos, Madrid 1967, (reedición facsímil, editorial Civitas, 1984 y 1991, pg. 350); BERCOVITZ RODRÍGUEZ-CANO (Director), Obligaciones y Contratos, Cuadernos Cívitas de Jurisprudencia Civil, 2009, editorial Thomson Reuters; BERCOVITZ RODRÍGUEZ-CANO (Coordinador), Comentarios al Código Civil, 4ª edición 2013, Thomson Reuters-Aranzadi; DIONISIO LLAMAZARES, Derecho Eclesiástico del Estado, 9ª edición 2008, editorial Ariel. Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede de 1.979, Ley 24/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el acuerdo de cooperación del Estado con la Federación de entidades religiosas evangélicas de España, Artículo 9 Código Civil

En QAH| Los matrimonios de conveniencia o complacencia (I): IntroducciónLos matrimonios de conveniencia o complacencia (II): De la nulidad y la anulabilidad, los matrimonios de conveniencia o complacencia (III): Simulación absoluta vs. relativa

Imagen| Matrimonio Canónico 

RELACIONADOS