Cultura y Sociedad, QAH Viajeros 


Los holandeses hicieron Holanda

“Dios hizo el mundo y los holandeses hicieron Holanda”

Eso dice una popular expresión muy recurrida en Los Países Bajos y verdad no le falta teniendo en cuenta los casi 34.000km cuadrados de área artificial que conforman el país y el hecho de que una tercera parte del suelo se encuentre por debajo del nivel del mar resguardada por un efectivo y antiguo sistema de diques.

La historia de este país es la historia de una lucha perpetua frente a los constantes envites del Mar del Norte que ya dejó marcada una fecha en el calendario de los neerlandeses. Hablamos del 1 de Febrero de 1953 cuando sin previo aviso el mar se adentró en los puertos costeros con fiereza a consecuencia de una terrible tormenta que acabó con la vida de casi 2000 personas. Curiosamente, son el  mismo Mar del Norte y el agua los directos responsables de que a lo largo de la historia se haya considerado a la Venecia del Norte como una gran potencia marítima albergando en la ciudad de Rotterdam el mayor puerto de Europa y el cuarto más importante del mundo.

Pero la batalla contra la fuerza de la naturaleza no ha sido tarea fácil para sus habitantes, quienes se han visto en la necesidad de procurar ingeniosas técnicas de construcción para luchar contra las crecidas del nivel del mar y ganarle terreno al mismo. Sus canales para dar salida al agua pasando por los populares molinos para achicar las inundaciones y los 2000 años que llevan construyendo  diques nos cuentan las historia de esta pelea inquebrantable.

Entre sus diques, destacamos el gran dique de Oorstershelder en la provincia de Zeeland,  conocido hoy como la Octava Maravilla del Mundo Moderno según la American Society of Civil Engineers. Constituye una de las obras más destacadas del Plan Delta cuyo objetivo fue la construcción de diques en las desembocadura de los canales sustituyendo así a la costosa y larga tarea de construir y restaurar nuevos diques dentro de zonas altamente pobladas.

Pero en la ingeniosa tarea de ganar terreno al mar y desafiar los poderes de la naturaleza, destaca también la inteligente técnica de los polders, método a través del cual aíslan mediante diques considerables cantidades de agua del mar para desecarlas, consiguiendo evitar la salinización de las tierras aptas para cultivo y ampliando el país.

Sin duda, podemos considerarlos los grandes creadores de Los Países Bajos y auténticos genios de las obras hidráulicas.

Vía|Holland.com

Más información|Las obras del Plan Delta

En QAH|El canal de Panamá, la obra más grande de la humanidad

Imagen|Maeslantkering

RELACIONADOS