Jurídico 


Los gastos de suministros para autónomos tras la reciente resolución TEAC

Hasta ahora la Agencia Tributaria ha venido impidiendo la deducibilidad de los gastos correspondientes a suministros, para los autónomos que trabajan en su casa. Concretamente, ello se refiere a los autónomos que tributan por IRPF e IVA en el régimen de estimación directa.

El criterio de la Agencia Tributaria permite que quien trabaja en casa se deduzca parcialmente en el IRPF gastos derivados de la propiedad de la vivienda (IBI, Tasa de Residuos Urbanos, comunidad de propietarios, seguro, etc.), prorrateándose la cantidad en función de los metros cuadrados que se utilicen para el desarrollo de la actividad.

Los gastos en suministros soportados por autonomos que trabajen en casa podrán ser deducibles

Los gastos en suministros soportados por autonomos que trabajen en casa podrán ser deducibles

Por el contrario, no permitía aplicar esta misma regla a los suministros (luz, agua,  gas, teléfono, alarma, etc.) puesto que su naturaleza impide afirmar que sean imputables en base a una regla racional capaz de distinguir lo que se consume con un fin particular y lo que se consume con un fin profesional. Por ello, el contribuyente venía obligado a probar la contribución exclusiva del gasto a la actividad económica desarrollada para poder deducírselo.

La resolución TEAC de fecha 10 de septiembre de 2015, resuelve un recurso de alzada para la unificación del criterio y es vinculante para la Administración y de obligado cumplimiento para todos los funcionarios de Hacienda, contradice este criterio seguido tradicionalmente por Hacienda y posibilita que los autónomos que trabajan en casa puedan deducirse determinados suministros.

El TEAC entiende que un autónomo que soporta gastos en suministros para llevar a cabo su trabajo tiene derecho a deducírselos, lo que contradice el criterio tradicionalmente aplicado por la Agencia Tributaria. Si bien, no establece ninguna regla para el cálculo de la proporción en que tales gastos sean deducibles, simplemente exige que su relación con la obtención de ingresos se acredite por cualquier medio aceptado en Derecho.

En conclusión, con esta resolución del TEAC, se admite la deducibilidad de los gastos en suministros para determinar el rendimiento neto de la actividad, teniendo en cuenta el principio de correlación de ingresos y gastos. Esa vinculación de los gastos con la obtención de ingresos ha de ser probada por el obligado tributario.

No procede la deducción de los gastos suministros atendiendo exclusivamente a una proporción entre los metros cuadrados afectos a la actividad económica y la superficie total de inmueble.

La solución del TEAC viene con vocación de dar seguridad jurídica al contribuyente, pero adolece de cierta indeterminación. Por ser de fecha muy reciente, aún se desconoce que criterios seguirá la Agencia Tributaria en la práctica.

Vía| Resolucion del TEAC de 10 de septiembre de 2015

Imagen| Image courtesy of 1shots at FreeDigitalPhotos.net

RELACIONADOS