Jurídico 


Los gabinetes técnicos en el ámbito de las cortes supremas del Common-Law (II)

executive teamEjecutivos, asistentes, directivos, oficiales…no es fácil desde el punto de vista semántico, traducir adecuadamente el significado de Court Officers que la legislación norteamericana contempla para el grupo de profesionales que asisten a los Associated Justices (Jueces del Tribunal Supremo) y el Chief Justice (Presidente del Tribunal Supremo)    en el ejercicio de sus funciones. Este Executive Team de la Corte Suprema norteamericana, comprendería las siguientes figuras, de las cuales, únicamente son miembros netos del Court Officers el Clerk (Secretario), el Reporter of Decisions (Registrador de Decisiones), el Librarian (Bibliotecario), y el Marshal (Alguacil), que son nombrados por el Tribunal, siendo el resto designados por el Chief Justice, de acuerdo con la propuesta de la Corte.

Counselor to the Chief Justice. Aunque en 1946, el Chief Justice Fred Vinson contrató a un asesor administrativo, no fue hasta 1972 cuando el Congreso autorizó el nombramiento de esta figura consultiva, que hasta entonces era desarrollada por el Secretario del Tribunal y un staff técnico designado ad hoc. En 2008 se modificó la denominación del mismo, pasando de director of the Administrative Office of the U.S. Courts o director of the Federal Judicial Center  al de Consejero, el cual, a diferencia del Court’s clerk, marshal, reporter, y librarian, que examinaremos a continuación, no forma parte del cuerpo de Court Officers, sino que se encuentra sometido directamente al Chief Justice. La función del Counselor es auxiliar al Presidente del Tribunal en su rol de cabeza de la rama judicial del Gobierno, por tanto, en todos aquellos aspectos no jurisdiccionales que afecten a la institución y muy especialmente en las relaciones del Alto Tribunal con la Administración. Asimismo, es relevante su concurso en el Consejo de Regentes del Smithsonian, en tanto en cuanto la posición que en el mismo ostenta el Presidente del Tribunal Supremo.

The Law Clerks. La contratación de jóvenes graduados en leyes para desarrollar labores de auxilio a la decisión en el Tribunal Supremo surgió de la mano de Horace Gray, presidente del Tribunal Supremo de Massachusetts (1864–1881) y associate justice del Tribunal Supremo (1882–1902), quien solicitó la presencia de un asistente al que en un primer momento se refirió como secretario y al que abonaba su estipendio de su propio bolsillo. Otros justices siguieron su ejemplo durante los primeros años del siglo XX, hasta que en 1919 se consignó presupuestariamente una cantidad para el abono de estos asistentes. Posteriormente, el Congreso autorizó esta práctica en los diferentes circuitos de apelación que configuran el sistema judicial norteamericano. En la actualidad, y cada año, treinta y seis juristas egresados de las mejores facultades de derecho son seleccionados para uno de los más prestigiosos destinos que un licenciado en leyes norteamericano puede aspirar: law clerk del Tribunal Supremo. En este sentido, las mejores universidades americanas se enfrentan enconadamente para lograr colocar el mayor número de estudiantes en este exclusivo cupo, habida cuenta de la repercusión y prestigio que para los campus de procedencia tiene contar entre su alumnado con US Supreme Court Law Clerks, no en vano, muchos de ellos alcanzaron ulteriormente la categoría de Justice e incluso de Chief of Justice, como los casos de Byron R. White (1962-1993), William H. Rehnquist (AJ 1972-1986, CJ 1986-2005),John Paul Stevens (1975 to 2010), Stephen G. Breyer (1994), John G. Roberts, Jr. (2005) o Elena Kagan (2010) y otros muchos, tras su paso por el Tribunal Supremo –con un salario medio de 65.000 $-, están en disposición de suscribir con importantes despachos de abogados bonus de 250.000 $ anuales. Adviértase que de los treinta y nueve licenciados en derecho que han prestado sus servicios en el Tribunal Supremo durante el periodo 2011-2012, trece de ellos proceden de la Harvard Law School, la que mayor número aporta. Habitualmente, cada justice tiene derecho a seleccionar cuatro law clerks, mientras que los justices  retirados pueden contar con uno. El Chief Justice puede contar con cinco como máximo. Entre los cometidos de estos asesores cabe destacar los siguientes: realizar borradores de decisiones; formular juicios críticos de los escritos de las partes; verificar errores en las argumentaciones; recopilación de precedentes jurisprudenciales; elaboración de dictámenes; preparación de alegatos orales, verificación de citaciones y, desde luego y quizá la más importante, revisar las peticiones de certiorari, verdadero núcleo de la mecánica revisora del Tribunal Supremo, que recibe anualmente miles de solicitudes de revisión de casos, que son precisamente aventados y filtrados por los law clerks en una función esencial para el funcionamiento del sistema. La cada vez mayor delegación de funciones a favor de los law clerks por parte de los jueces, ha  sido objeto de numerosas críticas, reprochando el hecho de que se esté dejando en manos de hombres y mujeres de 26 de años – Sorcerers’ Apprentices-, la elaboración del cuerpo doctrinal del Tribunal Supremo. La trascendental labor de estos asesores y su vinculación con el juez para quien trabajan, ha llegado incluso a extender la contaminante politización del Tribunal a la propia mecánica de selección de los law clerks, rechazando la contratación de éstos atendiendo a si antes habían trabajado para un juez de procedencia demócrata o republicana (práctica habitual realizada por los Justices Scalia o Bader Ginsburg), lo que a su vez ha generado una deriva ideológica en el propio cuerpo de law clerks.

The Clerk. El primer Secretario del Tribunal Supremo fue nombrado el 3 de febrero de 1790, con la encomienda de compilar y registrar las decisiones y resoluciones dictadas por el Tribunal. Debe subrayarse la diferencia entre el court clerk, y los law clerk (como acabamos de ver, la versión norteamericana de los Judicial Assistants británicos, los auditeurs o Référendaires franceses, los wissenschaftliche Mitarbeiter alemanes o los Letrados españoles) que a diferencia de la labor eminentemente fedataria del los primeros, la función de éstos se asemejan mucho más a la labor desarrollada por Letrados o auditores de nuestro derecho continental, asistiendo y colaborando directamente con los jueces en la preparación y elaboración de las decisiones.

The Librarian. El primer bibliotecario del Tribunal Supremo fue nombrado en 1887, fecha en que la biblioteca del Tribunal dejó de depender de la célebre Library of Congress. Desde 1935, la Biblioteca se encuentra ubicada en el propio edificio del Tribunal, contando desde 1938 con un estatuto propio.

The Marshal. El Tribunal Supremo tiene la potestad de nombrar y remover a la figura del Marshal –nuestro tradicional alguacil de justicia- el cual esta sometido a la dirección de la Corte durante la sesiones; ostenta la titularidad de la ejecución de las decisiones del Tribunal; custodia los bienes trabados por el Tribunal;  ejerce como pagador en aquellos desembolsos que tuviere que efectuar el Tribunal, incluidos los salarios de los justices y empleados del Tribunal y supervisa el Cuerpo de Policía de la Corte Suprema –con jurisdicción exclusivamente en el Distrito de Columbia, establecido en 1935 y formado por 145 miembros y encargado de proteger tanto la función constitucional del organismo como la integridad de sus jueces, empleados y visitantes.

The Reporter of Decisions. El Tribunal Supremo de los Estados Unidos es el único órgano jurisdiccional de la nación que, de manera estatutaria, goza de un officer encargado de recopilar, editar y publicitar oficialmente las decisiones del Tribunal bajo la dirección del Presidente en los volúmenes denominados United States Reports, único cauce oficial de las decisiones del Alto Tribunal que es editado por la Government Printing Office y de cuyo contenido se hace responsable el Reporter. Merced a la Judiciary Act de 1817, se oficializó una figura que ya existía anteriormente y a cuyo sintagma oficial se le añadió en 1953 el de “Reporter of Decisions”

The Curator, La Oficina del Curador del Tribunal Supremo tiene como objetivo la promoción del conocimiento del Tribunal entre la población, facilitando el acceso al mismo y potenciando la valoración de su trabajo y misión, para lo que se vale de iniciativas y programas culturales, visitas, exposiciones y una batería de proyectos de naturaleza pedagógica que ayuden a comprender y ponderar la importancia de las instituciones en general y del Tribunal Supremo en particular.

Vía | Raúl C. Cancio Fernández

Imagen | The Supreme Court

En QAH | Los gabinetes técnicos en el ámbito de las cortes supremas del Common-Law (I)

RELACIONADOS