Jurídico 


Los drones y la responsabilidad civil

Tenía ganas de plasmar en una entrada en Que Aprendemos Hoy algunos de los problemas y las distintas perspectivas desde las que pueden ser analizados los drones.

Existe en los últimos menos una cierta furor por el dron, estas pequeñas aeronaves que se pilotan por control remoto, que generalmente suelen ser pequeñas y de poco peso. Aunque en otros países como Estados Unidos se uso se haya más extendido en la población, y ya existen innumerables problemas derivados de su uso en España está empezando a usarse y ya existen empresas propietarias de un cierto volumen de drones que los alquilan para diversos usos.

No parece que en España se vayan a dar algunos de los problemas que se dan en Estados Unidos, paraíso de la propiedad privada, y en dónde algunas personas lo aplican a rajatabla, dándose casos de disparos a drones que sobrevuelan la propiedad privada de un particular, o de asociaciones animalistas que usan las drones para espíar y ahuyentar cazadores, entre otros supuestos. Daría para un puñado de entradas.

Centrando la cuestión, en España sorprendentemente el el legislador ha sido rapídisimo y en 2014 ya clasificó al dron como aeronave para incluirla dentro del régimen jurídico de las mismas, en cuanto a permisos y autorizaciones de la Agencia Española de la Navegación Aérea, inscripción en el Registro de Matrícula y aplicando el resto de normas que operan respecto de aviones helicópteros, aeronaves de todo tipo, etc.

No obstante la inclusión en la categoría de aeronave también ha merecido muchas críticas, tanto de usuarios como de empresas comercializadoras, puesto que implique asumir una serie de costas y de burocracia adicional.

Desde un punto de vista jurídico algunas de las obligaciones impuestas son totalmente coherentes, como por ejemplo la obligación de contratar las pólizas de seguros que garanticen los daños que puedan causar a terceros. A pesar de que el sector parece centrarse en los beneficios, lo cierto es que un dron debe incluirse como un factor adicional de aplicación de la responsabilidad extracontractual de daños perjuicios. Ya se han producido casos de aviones a punto de chocar en aterrizajes o despegues con drones, en otra ocasión un esquiador vio como le caía un dron que grababa la competición deportiva…

Cabe recordar que precisamente esa responsabilidad extracontractual también tiene acogida en la Ley de la navegación Aérea española de 1960 por los daños que causan los aviones, objetos que se desprendan de los mismos, etc. Responsabilidad que además se ha objetivado

En definitiva, y por mucho que la tecnología avance, lo cierto es que en materia de daños y perjuicios, en materia de resarcimiento por responsabilidad extracontractual la vieja Lex Aquilia de damno dato”, o simplemente “Lex Aquilia” siempre está preparada para entrar en acción. Proveniente del Derecho romano como tantas otras instituciones es la base del artículo 1902 de nuestro Código Civil que dice que “el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Recuerden esta entrada cada vez que vean en las noticias que un dron se ha estrellado en no sé dónde o ha caído sobre en algún sitio. El dron como causante de responsabilidad extracontractual.

 En QAH: Drones: la revolución tecnológica ya esta aquí
Vía|(Law&Trends)
Más información|(PrivacidadLógica.es)

 

RELACIONADOS