Derecho Internacional, Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


Los Derechos Especiales de Giro del FMI: ¿mecanismo de financiación?

En Julio de 1944, en Bretton Woods, un complejo hotelero de New Hampshire, la Conferencia monetaria y financiera de Naciones Unidas decidió el curso que tomaría el comercio internacional tras un período protagonizado por la Segunda Guerra Mundial. Se decidió así crear el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y fijar el dólar como la moneda para el comercio internacional. El sistema aseguraba la paridad de todas las monedas respecto al dólar americano, considerada como referencia por su fortaleza y estabilidad. Para completar las decisiones tomadas en Bretton Woods, y con el objetivo de apoyar el sistema de paridades fijas que allí se estableció, el FMI creó en 1.969 los Derechos Especiales de Giro (DEG), como alternativa al oro en las transacciones internacionales. Se trata de un activo de reserva internacional cuyo valor se basa en una cesta de cuatro monedas fundamentales: el euro, el dólar, el yen y la libra esterlinaEn el año 2011, el G20 llegó a un acuerdo, con el apoyo del FMI, para incluir monedas de los países emergentes en la composición del DEG. La primera moneda sería el yuan, aunque no se decidió la fecha para su inclusión; el criterio para decidir la inclusión de esta moneda en la cesta, será la independencia del Banco Popular de China.

Cuando comenzó la Guerra de Vietnam, y EEUU comenzó a gastar miles de millones de dólares en su financiación, incurriendo en déficit por vez primera, el sistema establecido entró en crisis. El resto de potencias económicas de entonces presionaron para que el líder del sistema vendiera los excedentes de dólares en oro, forzando a R. Nixon a una devaluación de la moneda y  a la imposición de aranceles a la importación. La moneda de referencia había perdido su credibilidad, y la situación económica internacional demandó un cambio. Con el derrumbe de Bretton Woods, y el cambio de las monedas principales a un tipo de cambio flotante, se redujo la necesidad de los DEG.

El DEG no es una moneda; es un activo potencial frente a las monedas de libre uso de los países miembros del FMI, y éstas pueden ser obtenidas a cambio de los DEG por dos vías:

–          Canjes voluntarios acordados entre países miembros.

–          A instancia del FMI para que países miembros con una solida posición internacional los compre a países miembros más inestables.

Sirve, pues, como activo de reserva complementario y como unidad de cuenta del FMI y de algunos organismos internacionales. La tasa de interés del DEG sirve de base para el cálculo de intereses que el FMI cobra a los países miembros por su financiación, y se establece semanalmente, a partir del promedio ponderado de las tasas de interés representativas de la deuda a corto plazo en los mercados de dinero de las monedas que integran la cesta de valoración del DEG.

El equivalente del DEG en dólares de EE.UU.  se publica diariamente en el sitio del FMI en Internet y se calcula sumando determinados montos de las cuatro monedas de la cesta valorados en dólares de EE.UU., sobre la base de los tipos de cambio cotizados a mediodía en el mercado de Londres.

En estos últimos años, desde 2009, este instrumento, creado específicamente por el FMI para favorecer el equilibrio de las balanzas comerciales de los países miembros, ha visto de nuevo la luz y ha recuperado fuerza como una de las vías para lograr financiación de los países que más lo necesitan. Se plantean varias posibilidades: emisiones temporales de DEG que amortiguaran el efecto que situaciones temporalmente inestables como las que viven algunos países pueden llegar a tener, o emisiones permanentes que incrementaran las reservas internacionales y evitaran acudir a mercados de capital internacionales con los elevados costes de financiación que esto implica. Los que más demandan estas soluciones: las organizaciones internacionales que estudian vías para aliviar las cargas financieras de los países en desarrollo. El gran problema: llegar a un acuerdo que satisfaga a todos los actores del contexto internacional. Mecanismos existen, pero aún faltan las voluntades.

Vía| FMI: Ficha técnica DEG

Más información| Asignación de DEG del FMI 2009

Imagen| DEG

En QAH| Aprender con la crisis: el sistema monetario internacional

 

RELACIONADOS