Economía y Empresa 


Los costes, los gastos y las inversiones

Normalmente cuando hablamos de costes, de gastos, de inversiones, lo hacemos de una manera ambigua, mezclando conceptos. En este post voy a tratar de explicar estos conceptos de una forma lo mas sencilla posible de manera que cuando tengamos que hablar de ellos, lo hagamos de la manera mas precisa posible conociendo y siendo capaces de explicar que es cada término

Para comenzar vamos a dar las definiciones de diversos conceptos que en algunas ocasiones se mezclan:

Costes: es el valor monetario de los consumos de factores que suponen el ejercicio de una actividad económica destinada a la producción de un bien o servicio (definición de la wikipedia). Los costes son desembolsos causados por el proceso de fabricación o por la prestación del servicio. Un coste supone un esfuerzo económico a realizar para conseguir nuestros objetivos de operación. Son costes los salarios de los trabajadores de mano de obra directa, las materias primas, la amortización de máquinas y equipos, el alquiler del local de fábrica en una planta de fabricación, los materiales de consumo o insumos…

Gastos: Son bienes o servicios adquiridos para la actividad productiva de la empresa (definición de la wikipedia). Dicho de otra forma, son los desembolsos causados por la administración de la empresa.  Son gastos los sueldos y salarios del personal administrativo o mano de obra indirecta, material de oficina, mantenimiento de vehículos, gastos de marketing y publicidad, el alquiler de las oficinas del personal administrativo…

Los gastos van vinculados al momento de la adquisición mientras que los costes van vinculados al momento en que se incorporan al proceso productivo. Una frase que puede servir para asociar rápidamente si se trata de coste o gasto, es “un coste hace parte del producto y el gasto no lo hace”.

costes, gastos, inversiones

Inversiones: podemos decir que las inversiones son gastos que en lugar de consumirse en un breve espacio de tiempo, semanas o meses, no se consumen, los consideramos como inmovilizado y los amortizamos a lo largo de su vida útil. Habitualmente se considera un año como espacio temporal a partir del cual los bienes pasan a considerarse como inversiones.

Podemos ir todavía mas allá y, dentro de los costes, diferenciar entre costes fijos y costes variables. Los costes fijos se denominan así porque su valor no depende del volumen de producción que tengamos, por ejemplo los sueldos y salarios fijos, el alquiler del local de la fábrica, la retribución de la asesoría fiscal… Los costes variables se denominan así puesto que su valor aumenta o disminuye cada vez que nuestra producción aumenta o disminuye. Como ejemplo de costes variables podemos poner las materias primas, los materiales de consumo o insumos, las comisiones sobre ventas…

Con este post espero haber podido aclarar las dudas entre los conceptos de costes, gastos e inversiones y no haber creado mas confusión sobre estos.

Vía|Fuente propia: web
Imagen|balances

 

RELACIONADOS