Patrimonio 


Los caballos y el sacrificio tartésico en El Turuñuelo

No hace mucho, en mayo para más señas, contábamos aquí que el yacimiento del Turuñuelo (Badajoz) estaba dando unos frutos tremendamente interesantes. Una escalinata asombrosa hecha con una técnica que nadie esperaba hasta mucho tiempo después. No imaginábamos que volveríamos a saber de él tan pronto y con tanto por contar.

Los caballos y el sacrificio tartésico en El Turuñuelo

En mayo, contábamos que se habían descubierto dos caballos completos sacrificados en uno de los lados de la escalinata, y lo que se suponía que era una vaca. En realidad 16 caballos, dos toros y un cerdo, en un recuento total, como sacrificio a los dioses. Un sobrecogedor ritual de clausura al pie de la escalinata de entrada al templo que iba a ser posteriormente sellado y quemado.

Se habían encontrado en anteriores campañas, además, un enorme caldero de bronce y una parrilla. Ambos acompañando un ingente número de platos, vasos y jarros, que dan una idea de la importancia del rito que se llevó a cabo allí. También se encontraron ánforas y cestos llenos de cereal.

Los motivos de la quema de los edificios no se conocen con seguridad, pero son hechos compartidos en los diversos núcleos tartésicos a lo largo de la cuenca del Guadiana.

Vista alternativa del descubrimiento de los equinos

Sebastián Celestino Pérez, director de la excavación y del proyecto “Construyendo Tarteso”: «Abandonaron toda la zona hacia el 400 a. C. Desconocemos las causas, pero coinciden las fechas con la llegada de los pueblos célticos del norte peninsular».

La bañera encontrada en el yacimiento, de la que también dimos noticia en este artículo en octubre del pasado año, está hecha de los mismos materiales que la escalinata (mortero de cal, arena y arcilla) y serviría para un rito de purificación previo al banquete.

En aproximadamente una década (al ritmo que van los trabajos arqueológicos), podríamos ver tanto el yacimiento como el edificio completamente desenterrados. Gracias al incendio, el estado de conservación del templo es excelente, ya que el adobe de las paredes se endureció, aunque claro, también ayudan los 3-3.5m de grosor de los propios muros.

Estancia donde fue encontrada la bañera ritual en una de las campañas

Objetos encontrados en el yacimiento, como algunos decorados con palomas, estarían en relación con la diosa Astarté fenicia que adoptarían los tartesos. También se ha encontrado un altar con forma de piel de toro, que estaría en estrecha relación con el dios Baal.

Se piensa que el templo pudo ser un lugar de peregrinación donde se realizaban transacciones comerciales y se llevaban a cabo ceremonias sociales.

En definitiva, grandísima noticia para la arqueología española un mes más, y grandísima noticia para todos los profesionales cuya vida se ha centrado en el estudio de esta cultura tan especial que, esperamos, siga dando sorpresas y ofrezca gran parte de la información que pensábamos perdida para siempre.

Vía| El Mundo, La Vanguardia
Más información| El Periódico de Extremadura, Construyendo Tarteso
Imágenes| El Mundo
En QAH| Las asombrosas escaleras de El Turuñuelo, El Turuñuelo: Tartesos y los bronces.

RELACIONADOS