Economía y Empresa 


Los beneficios de la ética en la empresa

Este mes me gustaría aportar mi granito de arena mostrando cómo de relacionadas están la ética y la economía, y no precisamente por los distintos casos de corrupción, sino por todo lo contrario.  Y es que, aunque los medios no lo muestren, sigue habiendo entidades y empresarios que actúan de manera correcta y acorde con la ética moral. Me gustaría además recalcar, que ser ético va más allá de cumplir la legalidad, ya que consta en seguir una serie de principios y valores en las decisiones del día a día. ¿Cómo puede ser?, se preguntarán los más escépticos.

La respuesta es que aquellos que actúan de manera ética en el mundo empresarial obtienen mejores resultados que aquellos que no lo hacen. Así lo demostró recientemente un estudio de Fred Kiel, autor del libro “The real reason leaders and their companies win”, donde se observó durante más de 8.000 horas a 100 CEOs (Chief Executive Officer, o Director Ejecutivo). Entre los resultados obtenidos, podríamos destacar como relevantes los siguientes:

  • Los trabajadores se sentían un 26% más identificados y comprometidos con la empresa. Algo comprensible puesto que los empleados saben que su director actúa respetando y teniendo presente a las personas que componen la organización.
  • Se reduce el riesgo asociado a la empresa. Esto se debe, entre otras razones, a que son más transparentes en sus actos y, por lo tanto, hay más información en el mercado.
  • Los CEOs éticos poseían más atributos de líder que aquellos que no y, sobre todo, se caracterizaban por guiarse por cuatro principios: integridad, responsabilidad, perdón y compasión.Curiosamente, estos dos últimos se consideran especialmente importantes para crear un entorno favorable para la innovación, ya que ayudan a perder el miedo a lanzarse y fallar.

Unos datos que resultan, cuanto menos, llamativos ya que, actualmente, la sociedad percibe que la vía rápida al éxito es haciendo trampas; algo que este estudio y la pura observación de la realidad, en mi opinión al menos, niegan. Por lo tanto, espero realmente que se difunda la idea de que la ética y la empresa han de ir de la mano para conseguir un entramado empresarial más transparente, solvente y comprometido con los trabajadores y con la sociedad en general.

Más información| Harvard Business Review

Imagen|Clipart,reputationalcompliance.com

En QAH| Grandes retos la ética empresarial

 

RELACIONADOS