Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Los Amantes de Teruel, ¿historia o leyenda?

Juan Yagüe de Salas fue un escritor que desempeñó las funciones de notario, escribano, secretario y archivero del Concejo de Teruel. Su interés por la historia de los amantes de Teruel, le llevó a publicar en 1616 su obra maestra “Los amantes de Teruel, epopeya trágica”, pero fue 3 años más tarde, en 1619, cuando encontraría en el archivo de la ciudad el documento conocido como “Papel de letra antigua” (Versión adaptada). Aparentemente, este documento se halló junto a las momias de dos jóvenes en la capilla de los santos Cosme y Damién de la Iglesia de San Pedro durante unas obras en 1555.

momias amante teruel 1900

Momias de los amantes de Teruel

Cinco días después del hallazgo del documento, los racioneros de la iglesia volvieron a desenterrar las momias a pesar de no tener permiso para exhumar los cadáveres, esto sirvió para que Yagüe de Salas pudiera redactar el “Protocolo Notarial de Yagüe” , documento que da validez a la historia e identidades de los amantes de Teruel. Como prueba de veracidad de los hechos acaecidos en 1619 se conservan las actas del proceso a los responsables de la exhumación.

Acorde a estos hechos, todo parece indicar que gracias al protocolo de Yagüe la leyenda se ha convertido en historia, pero existen ciertas contradicciones:

  •  El “papel de letra antigua” fija la fecha de la historia en 1217, mientras que el análisis de carbono-14 llevado a cabo por miembros del equipo de Atapuerca sitúan a principios del S.XIV la antiguedad de las momias, con un error de +-40 años.
  • En este documento se menciona al juez de aquel tiempo, don Domingo Celada, sin embargo no parece estar redactado por él dicho documento.
  • Las primeras menciones sobre la historia se remontan a mediados del S.XV, mientras que Bocaccio relata una historia similar en su Decameron (entre 1351 y 1353). Esto origina la duda sobre si la historia turolense es una copia del relato de “Girólamo ama a Salvestra” del Decameron.
  • No está claro que Yagüe de Salas fuera un notario “desinteresado”, puesto que estos hechos ayudaron a que su novela “Los amantes de Teruel, epopeya trágica” publicada 3 años antes adquiriera más notoriedad.

¡Vaya! Con lo bonita que es la recreación de las Bodas de Isabel de Segura en Teruel, ¿nos vamos a quedar sin fiesta?

No, no lo creo, es lógico que una historia de hace 800 años tenga contradicciones, pero éstas son fácilmente desmontables como veremos a continuación:

  • En cuanto al supuesto “interés” de Yagüe de Salas, hay que tener en cuenta que el “papel de letra antigua” desmiente varios detalles de su epopeya, como el nombre del mozo, a quien Yagüe llamó Diego.
  • Sería muy extraño que todo fuera una copia de la historia de Bocaccio, teniendo en cuenta que está documentada la existencia de ambas familias en el Siglo XIII. Más bién al contrario, podría haber sido quien se inspirara en la historia para escribir su relato (el sur de Italia estaba bajo dominio aragonés)
  • Sin duda la mayor contradicción se da en la prueba del carbono-14, para la que no hay explicación. Aplicando el máximo margen de error descuadraría 43 años. En cualquier caso, anterior al Decameron de Bocaccio.

amantes-teruel

Pero hay una razón subjetiva más fuerte que todos estos argumentos:

¿Cuántas parejas de jóvenes son momificadas y sepultadas juntas en una iglesia?

Habría mucho que debatir sobre este tema, ¿cual es tu opinión?

 

Más información| España EternaEl fondo del asunto

Imagen| Teruel Tirwal, España Eterna

RELACIONADOS