Astronomía, Ciencia 


Los agujeros negros más cercanos a la Tierra

Seguro que alguna vez has escuchado aquello de ten a tus amigos cerca, y a tus enemigos más cerca, ¿verdad? Es una frase que, en astronomía, no hay que seguir al pie de la letra. Hay muchas amenazas para la Tierra, y de todas podría decirse que cuanto más lejos mejor, pero especialmente, si hay un objeto en particular que nos interesa que esté muy lejos es un agujero negro. A fin de cuentas, estamos hablando de una región del espacio en el que la materia está comprimida, tan densamente, que ni siquiera la luz puede escapar de ella.

Incluso a cierta distancia podrían desatar el caos. La gravedad de los agujeros negros se puede extender a años-luz de distancia, si uno se acercase lo suficiente al Sistema Solar podría alterar las órbitas de los planetas. Podría absorberlo todo, lanzar a los planetas contra nuestra estrella, o expulsarlos de la órbita del Sistema Solar. En definitiva, no nos interesa que haya ninguno en las cercanías. La única forma de enfrentarse a un agujero negro es dejar que pase el tiempo hasta que, finalmente, se evapore.

Por todo esto, parece una buena idea preguntarse cuáles son los más cercanos a nuestro planeta para entender si hay algún peligro a la vista. Los agujeros negros se dividen en dos categorías. Por un lado tenemos los agujeros negros supermasivos, que se encuentran en el corazón de todas (o la gran mayoría) de galaxias que hay en el Universo y, por otro lado, los agujeros negros de masa estelar, que se forman cuando una estrella masiva muere en forma de supernova. Los supermasivos son fáciles de localizar, basta con mirar hacia el centro de la galaxia en cuestión. Hay uno en el centro de la Vía Láctea, a 27.000 años-luz de distancia, otro en Andrómeda, a 2,5 millones de años-luz, y así sucesivamente…

Recreación artística de un agujero negro distorsionando la luz de estrellas mucho más distantes.

Recreación artística de un agujero negro
distorsionando la luz de estrellas
mucho más distantes.

Como habrás supuesto, por tanto, este tipo de agujeros negros no presentan ninguna amenaza para la supervivencia de nuestro sistema Solar, pero, ¿qué pasa con los agujeros negros de masa estelar? Estos son más problemáticos… Los agujeros negros no emiten radiación, son completamente invisibles, así que no basta con echar un vistazo al firmamento para detectarlos. La única manera de dar con uno, por observación directa, es viendo cómo se distorsiona la luz que procede de las estrellas que están mucho más lejos al pasar cerca del campo de gravedad del agujero negro. Si pudiésemos ver algo así desde la Tierra, querría decir que ya es demasiado tarde.

El agujero negro más cercano que conocemos es V616 Monocerotis (que forma parte del sistema binario A0620-00 y también suele ser abreviado como V616 Mon). Se encuentra a unos 3.000 años-luz de distancia y tiene entre 9 y 13 veces la masa del Sol. Sabemos que esta ahí porque se encuentra en un sistema binario con una estrella que tiene la mitad de la masa del Sol. Sólo un agujero negro puede hacer que su compañera binaria sea capaz de girar girar tan rápido. Es decir, no podemos ver el agujero directamente, pero sabemos que está ahí por el comportamiento que provoca.

A más distancia, a unos 6.000 años-luz, se encuentra Cygnus X-1, un agujero negro bastante bien conocido porque en 1964 captamos sus emisiones de rayos X durante el vuelo suborbital de un cohete. Tiene 15 veces la masa del Sol y, también, se encuentra en un sistema binario. El tercer agujero negro más cercano también es parte de un sistema binario… y seguramente ya te has dado cuenta de que hay un patrón.

Representación artística del agujero negro Cygnus X-1.

Representación artística del agujero negro
Cygnus X-1.

El problema es que sólo una pequeña cantidad de agujeros negros se encuentra en sistema binarios, y esa es nuestra única forma de detectarlos a una distancia que no supondría un peligro para la Tierra. Seguramente haya más agujeros negros más cerca que los que hemos detectado hasta ahora, pero sólo podemos conjeturar sobre a qué distancia se podrían encontrar de nosotros. Pensar en que no sabemos, realmente, a qué distancia podría estar el agujero negro más cercano puede parecer aterrador, pero no hay motivo para la alarma.

Este tipo de sucesos (en los que un agujero negro arrasa con un sistema estelar) son extremadamente raros. El Sistema Solar lleva más de 4.500 millones de años dando vueltas alrededor de la Vía Láctea, con todos los planetas dando vueltas alrededor del Sol sin interrupción. Incluso si un agujero negro pasase a sólo unas docenas de años-luz, habría sido suficiente para alterar las órbitas significativamente, y seguramente nunca hubiera aparecido la vida en nuestro planeta.

No nos hemos topado con ningún agujero negro en miles de millones de años, y es muy poco probable que nos vayamos a encontrar con uno durante miles o billones de años más. Así que, ¿cuál es el agujero negro más cercano a la Tierra? En realidad no lo sabemos. Es posible que sea V616 Mon o que haya uno mucho más cerca. En cualquier caso, son tan raros que no hay motivo para preocuparse.

* Vía| Universe Today
* Más información| Astrobitácora: Los agujeros negros, Astrobitácora: La paradoja de los agujeros negros, Astrobitácora: ¿Qué son los quásares?, Astrobitácora: Las supernovas
* Imagen| Concepto artístico de agujero negro, Cygnus X-1
* En QAH| ¿Qué es la gravedad?, El Sistema Solar, La Vía Láctea

RELACIONADOS