Economía y Empresa 


Los adictos a las rondas de financiación

diccionario-del-emprendedorAcudir a los inversores privados no es mala idea, pero no se debería convertir en la única vía para financiarse porque los emprendedores se arriesgan a perder el control sobre su proyecto o empresa. Es necesario siempre tener un modelo de ingresos para continuando el camino del crecimiento.

Cuando se levanta un capital a través de las rondas de financiación no sólo se está inyectando recursos financiaros al proyecto, si no también se incorpora en la empresa a otras personas que han confiando con su dinero en nuestro proyecto. Durante un tiempo la empresa se compromete a unas obligaciones que, de no cumplirse, pueden provocar la no viabilidad de la empresa. Aún así, las financiación por rondas de financiación o aumentos de capital suele ser la más segura para los proyectos que empiezan. Para los proyecto que empieza es la opción menos arriesgada ya que reduce el riesgo de la empresa al aumentar sus fondos propios. Pero supone un coste para los socios actuales ya que se diluyen al vender parte de su empresa y se comprometen en un pacto con los inversores.

Todo debe hacerse siempre en su justa medida, ya que el proyecte no se puede financiar a través de diferentes rondas de financiación como única fuente de ingresos. Esto puede llegar a ser un problema.

 

Adictos a las rondas de financiación

Basar el modelo de negocio en rondas de financiación es peligro porque se arriesga a perder todo si no se consigue cumplir con las expectativas comunicadas a los nuevos socios de la empresa y los emprendedores se verán forzados a levantar más capital en nuevas rondas de financiación.

Nos podemos imaginar una tarta y cada vez que acudimos a una ronda de financiación estamos añadiendo una nueva capa con una serie de nuevas cláusulas. Cuanto más capital se levanta, más obligaciones se adquieren y, por tanto, a nuestra tarta le estamos añadiendo más capas. Si los emprendedores no cumplen se tendrán que aceptar que cada una de esas cláusulas que se ha impuesto a través de las diferentes rondas de financiación va a suponer una serie de condiciones y derechos que se deberán satisfacer, como pueden ser las liquidaciones y retorno preferentes.

Puede ocurrir que si no se van a cumplir las expectativas, aunque se logre vender la empresa por un buen precio, quizás no quede nada para repartir cuando se llegue a algunas cláusulas de los fundadores / emprendedores, porque se habrá de asignar ese capital entre los socios a los que se vendió unas expectativas. Aquellos que se financian a través de rondas de financiación se arriesgan a depender de los inversores y, por tanto, la dirección de la empresa que en manos de estos inversores y no del emprendedor.

Puede pasar que el inversor que confió en tu propuesta una primera vez no pueda ofrecerte por una segunda vez la ayuda que se necesita, es decir, no pueda hacer un ‘follow up’, tal y como se conoce en la terminologías de las start ups. Esto puede pasar cuando el fondo de inversión no tiene suficiente caja y debe renunciar a una segunda ronda de financiación. Esto puede provocar que en otros fondos puedan surgir una cierta desconfianza sobre el proyecto.

Una situación así es complicada para poder encontrar una salida viable. No así si la financiación es de índole público y la empresa funciona mal. Entonces en este caso se tendrá que anunciar un concurso de acreedores, ya que el capital público no acude a reestructuraciones de deuda ni llega a pactos de socios con el emprendedor, por lo que la única solución es la finalización del proyecto.

El inversor profesional busca que el emprendedor vaya cumpliendo sus compromisos, de ahí que, no dé la totalidad de la inversión de una vez, sino que vaya pagando partes supeditadas al cumplimiento de las obligaciones marcadas. Estos fondos hacen un seguimiento al emprendedor al que han confiado su dinero y si no cumplen son capaces de quitarle la dirección del proyecto.

En los diferentes fondos todos estos riesgos derivan de un único problema: la falta de un modelo de ingresos probado.

El mayor peligro al que se enfrenta los emprendedores que sólo se financian a través de las rondas de financiación son que se olviden de que los más importante no es la financiación sino la estrategia de negocio que funcione, dé buenos resultados a sus clientes y a precio razonable. Basar todo el crecimiento en el capital que se consigue a través de las rondas de financiación es muy arriesgado y no siempre funciona. Cuando falte al emprendedor esa cantidad de liquidez puede caerse toda la estructura de gasto que se ha levantado gracias a las anteriores rondas de financiación.

En cualquier caso, con los inversores no se tiene la obligación de repagar. Con las deudas la cosa funciona de manera diferente. Existen empresas que han tenido que ir a concurso de acreedores por no poder pagar las diferentes deudas.

 

Las jaulas de oro para los emprendedores

Puede pasar que los inversores tengan un porcentaje tan amplio del proyecto que dejen fuera de este al emprendedor. Por tanto, la empresa deja de ser del emprendedor, pero la compradora puede ofrece un puesto al emprendedor condicionado mediante diferentes cláusulas.

Otra situación es la que se puede plantear cuando el emprendedor convence a un inversor con expectativas muy altas. En el este caso de que el emprendedor no cumpla con sus promesas y debe realizar una nueva emisión de acciones a un precio inferior al acordado el inversor tiene derecho a una nueva emisión que compense el efecto dilución de la ampliación de capital, siempre que se haya pactado anteriormente. Esto se conoce como el ‘down round’ o ‘cláusula antidilución’.

Lo mejor que puede hacer el emprendedor sería no buscar financiación de inversores profesionales hasta no tener clientes, es decir, facturación.

Como conclusión se puede decir que las rondas de financiación son una buena vía para conseguir recursos financieros para un proyecto, pero nunca se debe convertir en la única vía.

Vía| La jerga del emprendedor: 20 palabras que debe conocer

Más información| Las técnicas Lean Startup lo están cambiando todo

Imagen| Blog de IEBSchool

En QAH| ¿Qué cantidad tiene que levantar tu startup y cuál deber su valoración?

RELACIONADOS