Cultura y Sociedad 


“Lomografía”, vuelta a la fotografía analógica

Si pensabas que tus hijos nunca llegarían a conocer qué son los carretes de fotos y  los negativos o qué significa el verbo “revelar”, puede ser que estuvieras equivocado. En plena era digital, dónde las cámaras de fotos cada vez tienen menos tamaño y más megapíxeles, la fotografía analógica vuelve a ganar adeptos. Sin embargo, no sólo se trata de recuperar aquella cámara antigua sobre la que ha ido acumulándose el polvo, sino que se está creando una verdadera industria de cámaras clásicas, volviéndose a producir algunos modelos que parecían estar cayendo en el olvido. De esta forma, ha aparecido un nuevo concepto que está cambiando el curso evolutivo de la fotografía: la “lomografía” (su término original es “Lomography”). diana

Lomography es el nombre corto para Lomographic Society International, una organización sin ánimo de lucro fundada en 1992 por un grupo de estudiantes austríacos. Estos, estando en San Petersburgo de viaje un año antes, habían redescubierto la cámara LC-A, también conocida como Compact Automat, y habiendo comprobado el éxito entre sus amigos y compañeros, decidieron volver a producirla, primero en Rusia y después en China. En 2005 van a abandonar la producción de este modelo para dar paso a otros nuevos, tales como la Diana o la Fisheye, que muy rápido empiezan a ponerse de moda. Aunque pueden encontrarse cámaras para todos los gustos, el denominador común a todas ellas es una imagen saturada en color, con mucho grano que da una sensación viñeteada y retro.

Poco a poco, “lomografía” pasa a identificarse con una nueva técnica fotográfica donde la máxima es “¡No pienses, dispara!”. Se crean comunidades en Internet a lo largo de todo el mundo donde los internautas comparten fotos e ideas. La lomografía ha llegado a entrar en el ámbito artístico de la mano de museos como el Georges Pompidou de París, cuyas exposiciones “lomográficas” son visitadas por miles de personas. Además, personajes famosos como Robert Redford, Moby o Michael Schumacher han reconocido ser lomógrafos empedernidos.

Ya sea una moda transitoria, una reivindicación de fetichistas y nostálgicos u otra forma más de demostrar amor hacia todo lo vintage, lo cierto es que la lomografía ya se ha hecho un hueco en el mundo de la fotografía actual.

 

Más información| Lomography.com

RELACIONADOS