Coaching Profesional 


Lo que cambia (una) vida

Ya lo dice el maestro Sabina que: la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.”

Y, en un ejercicio de repaso y recopilación (es lo que tienen estas fechas que nos invitan  la reflexión) me he dado cuenta de que la vida no espera por nosotros y que pasa aunque no queramos y que sólo de nosotros depende disfrutar de ella o que ella pase por nosotros sin más.

Porque el trasiego, las rutinas y las obligaciones a veces  no nos dejan disfrutar de los momentos en todo su esplendor y en vez de vivir, sobrevivimos.

52925c733af22Y es que la vida ahoga, asfixia y te hace sudar; te sube, te baja y a veces hasta te estanca, te pisa los talones; nos espera, desespera y nos deja plantados. También nos hace reír, llorar, es estresante, estresada, cruel, injusta, desesperanzada y desesperanzadora. A veces pasa muy rápido, otras muy despacio, pero pasar siempre pasa. y ¿sabéis lo que hace siempre la vida? Nos sorprende.

Es lo que tiene la vida, que tiene esa capacidad de sorpresa, de esperarte agazapada en cada esquina para darte un vuelco, para trastocarte los planes, para hacerte más preguntas y no darte ninguna respuesta.
A veces son sorpresas grandes que identificamos al momento, otras son pequeños regalos en forma de llamada inesperada o de abrazo esperanzador, nos regala momentos, canciones, lugares y sobre todo personas únicas.
También de vez en cuando alía a los astros en nuestro favor y nos pone el viento de cara y nos sorprende durante una temporada larga, y otra se cansa y nos deja pequeños detalles que tenemos que ser capaces de disfrazar.

Y como estas fechas que empiezan invitan a la reflexión, ¿por qué no hacemos por una vez (y sin que sirva de precedente) caso omiso al maestro y le damos todo el sentido que podamos a nuestra vida para que no pase por nosotros sin más?

Imagen| Encrucijada

RELACIONADOS