Especial Elecciones, Jurídico 


Listas electorales cremallera: ¿inconstitucionales o paritarias?

listas cremallera

listas cremallera

En vista del inmenso año electoral que se viene encima, se ha debatido acerca de muchos asuntos de diferente índole política o jurídica. Uno de ellos son las denominadas “listas cremallera”.

Las listas cremallera son listas electorales en las que hombres y mujeres se alternan los puestos, ocupando los de un sexo los puestos impares y los del otro los pares. De esta forma, hombres y mujeres se verán representados en un 50% cada uno o un porcentaje cercano a esta cifra.

Su fundamento radicaría en una discriminación positiva a favor de la mujer, la que cita de forma directa el artículo 11.1 LO 3/2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres:

“Con el fin de hacer efectivo el derecho constitucional de la igualdad, los Poderes Públicos adoptarán medidas específicas en favor de las mujeres para corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres. Tales medidas, que serán aplicables en tanto subsistan dichas situaciones, habrán de ser razonables y proporcionadas en relación con el objetivo perseguido en cada caso.”

Ahora bien, numerosas dudas se han suscitado en torno a este tipo de listas a la hora de calificar su constitucionalidad, que se han ido solucionado a través de numerosas sentencias del Tribunal Constitucional.

En primer lugar, nos preguntamos si las denominadas listas cremallera vulnerarían la libertad de actuación de los partidos políticos al configurar las listas electorales, según indica el artículo 6 en relación con el 22.1 de la Constitución Española.

La STC13/2009 zanja la cuestión aludiendo: “exigir de los partidos políticos que cumplan con su condición constitucional de instrumento para la participación política (art. 6 CE), mediante una integración de sus candidaturas que permita la participación equilibrada de ambos sexos, supone servirse de los partidos para hacer realidad la efectividad en el disfrute de los derechos exigida por el art. 9.2 CE.”

Por otra parte podría surgir la cuestión de si se vería vulnerado el derecho al sufragio pasivo, al sectorizarlos por razón de sexo, el cual se encuentra en el artículo 23.2 de la Constitución Española.

Para ello, entre muchas otras sentencias en contra de dicho argumento, podemos destacar la STC12/2008. Dicha Sentencia alude que el contenido esencial del derecho de sufragio pasivo consiste en la garantía de “que accedan al cargo público aquellos candidatos que los electores hayan elegido como sus representantes, satisfaciéndose, por tanto, dicho derecho siempre que se mantenga la debida correlación entre la voluntad del cuerpo electoral y la proclamación de los candidatos”. Por tanto, considera que este tipo de listas electorales no vulneran tal correlación anteriormente aludida.

Por último, nos podemos preguntar si realmente lo que produce no es otra cosa más que la vulneración del principio de igualdad del artículo 14 de la Constitución Española, siendo contrario al principio de no discriminación por razón de sexo y al derecho de igualdad al acceso a los cargos públicos del artículo 23.2.

Una vez más, la STC12/2008 resuelve tal controversia aludiendo, entre otros argumentos, a que la obligación legal de componer las listas equilibrando el sexo de los componentes no supone una restricción para los ciudadanos, sino que sería para partidos políticos, federaciones o coaliciones de los mismos. “La pertenencia a un sexo no se erige por tanto en una condición de elegibilidad, razón por la cual el derecho de sufragio pasivo individual no resulta afectado por la previsión legal”.

 

Vía| BOE

Más información|Noticias jurídicas, El País

Imagen| Elecciones

RELACIONADOS