Derecho Internacional, Jurídico 


Ley aplicable. Derecho Internacional Privado (II)

Ley aplicableEl Derecho Internacional Privado adquiere cada vez más protagonismo dada la internacionalización de los negocios y  el tráfico de personas entre países. En el primer artículo publicado se hizo una introducción de las tres áreas temáticas del DIPr: los conflictos de jurisdicción internacional, conflictos de ley aplicable, y reconocimiento y ejecución de decisiones extranjeras, dónde se expuso la  “Jurisdicción internacional”. En este artículo vamos a ver como se determina la ley aplicable a una situación jurídica internacional, es decir, ¿Qué ley es de aplicación en un contrato internacional?

Para hacer la exposición más concreta nos centraremos en  el Reglamento de Roma I, relativo a la ley aplicable a las obligaciones contractuales a los contratos civiles y mercantiles. La  aplicación del reglamento  es universal, es decir, la ley designada por las partes se aplicará aunque no sea una ley de un Estado Miembro de la Unión Europea.

La idea es que la ley se determine con la vinculación más estrecha al caso. Para ello la estructura de un caso en concreto se compone de tres elementos; en primer lugar el supuesto de hecho, que en este caso es un contrato y por lo tanto aplicamos el Reglamento Roma I relativo a contratos (si no entra dentro de las excepciones del propio reglamento). En segundo lugar el criterio de conexión, es el elemento que permite relacionar el caso con la ley como por ejemplo la nacionalidad, el domicilio, el lugar donde se hizo el contrato, etc.;  y por último la consecuencia jurídica, que es la remisión a la ley correspondiente.

De entrada  como regla de base es la autonomía de la voluntad a una ley pactada por las partes de forma clara y expresa. Es el caso en que se firma un contrato con una cláusula estableciendo la ley que regirá el contrato en caso de conflicto. La ley a elección de las partes puede pactarse libremente sin criterio de conexión en los contratos internacionales con el límite de las normas dispositivas en derecho español, de lo contrario podría producirse una derogación de normas mediante acuerdo.

Como segunda regla, si las partes del contrato no han elegido ley aplicable, el reglamento lo prevé en el artículo 4, así la ley aplicable a falta de elección se estable con criterios de conexión aplicables al caso que explicaré sucintamente.

–      Primero se estará a lo dispuesto por materias especiales (contratos de transporte, de consumo, de seguros individuales de trabajo), en los cuales se establece la ley aplicable a cada uno de ellos.

–         Posteriormente se establecerá la ley mediante los criterios de conexión, el Reglamento establece 8 reglas de conexión dependiendo de  la naturaleza del contrato.

–       Los contratos que no puedan subsumirse en las dos reglas anteriores, el Reglamento prevé una cláusula de cierre, es decir, establece  la ley del país de residencia habitual de la prestación característica del contrato o bien la ley que presente vínculos más estrechos con otra ley, esta última aplicación como cláusula de escape.

Por último, las leyes de policía previstas en el Reglamento establecen que las normas de cada país deben respetarse, aún siendo aplicable otra ley. Así, no podrá ignorarse una ley estatal eligiendo una ley extranjera que regule el contrato.

Vía| Reglamento Roma I

Más información| Ley aplicable, esquema.

Imagen| Derecho Internacional

En QAH| Jurisdicción Internacional. Derecho Internacional Privado (I), ¿Qué es el Derecho Internacional Privado?

RELACIONADOS