Derecho Mercantil, Jurídico 


Levantamiento del velo de la persona jurídica (III): La infracapitalización

En el anterior artículo de esta serie se comentó que la doctrina del levantamiento del velo sólo es susceptible de aplicación en unos supuestos muy concretos. En este artículo explicaremos uno de ellos: La infracapitalización.

La infracapitalización es un fenómeno que concurre cuando una sociedad cuenta con un nivel de fondos propios manifiestamente insuficiente para el riesgo asociado al desarrollo de la actividad a la que se dedica. La Ley de Sociedades de Capital impone unos niveles de Capital Social mínimos muy exiguos – 60.000 euros en el caso de SA y 3000 euros en el caso de SL – de forma que desde el primer momento la sociedad puede ser constituida y puesta a funcionar en su ámbito de actividad con fondos insuficientes – siempre y cuando supere el mínimo legal.

La infra capitalización sólo resulta problemática cuando las sociedades afrontan dificultades, ya que mientras que la empresa genere beneficios y sea capaz de hacer frente a los pagos debidos a sus acreedores, la infracapitalización resulta desapercibida. Ahora bien, ante circunstancias que requieren disponibilidad de fondos para hacer frente a contingencias inesperadas, las consecuencias de esta situación resultan evidentes: la sociedad no contará con capital suficiente para satisfacer los pagos a acreedores y será declarada insolvente.

Por ejemplo, si constituyéramos una SA para la construcción y el mantenimiento de centrales nucleares con un capital de 100.000 euros, cumpliríamos el requisito de capital mínimo exigido y no tendríamos problema en cuanto a la inscripción en el Registro Mercantil. No obstante, para desarrollar esta actividad, disponer únicamente de 100.000 euros para cubrir responsabilidad por accidentes, por contaminación, etc., parece claramente insuficiente. Imaginemos que a los 7 meses de la constitución, uno de nuestros trabajadores tiene un accidente por utilizar una maquinaria que no cumplía las condiciones de prevención de riesgos laborales, y a raíz de éste el juez competente condena a la sociedad a indemnizar al trabajador con 400.000 euros. La sociedad sólo dispone de un colchón de 100.000 euros para hacer frente a pérdidas o contingencias de este tipo, por lo tanto, el trabajador no vería satisfecha su indemnización.

Para situaciones de insolvencia originadas por infra capitalización societaria, y con el fin de evitar que ciertos acreedores sociales resulten injustamente perjudicados en sus intereses legítimos, los tribunales han venido extendiendo la responsabilidad por las deudas de la sociedad a los socios. No obstante, dado que las cifras de fondos propios son públicas, los tribunales sólo aplican el levantamiento del velo en los casos en los que los acreedores perjudicados no tuvieron oportunidad de negociar con la sociedad – por ejemplo, el trabajador accidentado del ejemplo anterior – o de tenerla, lo hicieron con una información falsa o inexacta. Si por ejemplo, un banco nos prestara el dinero suficiente para comenzar la construcción de una central en base a un balance social falseado – que exhibiera una cifra de Capital Social de 10 millones – y como consecuencia del incremento del precio de materias primas, perdiéramos dinero y los 100.000 euros no fuesen suficientes para cumplir con la amortización del préstamo, el levantamiento del velo también sería de aplicación.

En otras circunstancias no se extenderá la responsabilidad a los socios, pues de lo contrario, se estaría protegiendo a terceros que no pusieron la diligencia necesaria para conocer la situación financiera de la sociedad. Así, en el caso del banco, si el balance no hubiera sido falseado y la entidad hubiera conocido o debido conocer que la sociedad contaba con un Capital Social ridículo, ésta no podrá reclamar su crédito frente a los socios, ya que implícitamente asumió el riesgo del impago al consentir la operación de préstamo.

Imagen | Insolvencia

En QAH | Levantamiento del velo de la persona jurídica (I), Levantamiento del velo de la persona jurídica (II)

RELACIONADOS