Jurídico 


Las Viviendas de Protección Oficial

VPO

Vivienda de Protección Oficial

Las Viviendas de Protección Oficial (también llamadas, Viviendas Protegidas o Viviendas con Protección Pública), tuvieron su aparición en nuestro país a principios de la década de los años 60, a través del el Decreto 2131/1963, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la legislación sobre viviendas de protección estatal.

Años más tarde, gracias al artículo 1 del Real Decreto-Ley 31/1978, de 31 de octubre, sobre política de viviendas de protección oficial, encontramos lo que podría ser el concepto genuino de este tipo de viviendas.

Así, el artículo 1 del Real Decreto-Ley 31/1978, nos dice que, las Viviendas de Protección Oficial son aquellas viviendas que “dedicadas a domicilio habitual y permanente, tengan una superficie útil máxima de noventa metros cuadrados y cumplan las condiciones, especialmente respecto a precios y calidad, que se señalen en las normas de desarrollo del presente Real Decreto-ley y sean calificadas como tales”.

Así pues, estas viviendas nacen como necesidad por parte del Gobierno de facilitar a los ciudadanos el acceso a una vivienda en propiedad en unas condiciones y precios inferiores a los del mercado ordinario de la vivienda.

No existe en nuestro ordenamiento jurídico un régimen uniforme en relación a las Viviendas de Protección Oficial, debido a que cada Comunidad Autónoma ha estimado oportuno el ir creando su propia regulación al respecto.

En cuanto a la tipología de Vivienda de Protección Oficial, podemos encontramos dos tipos en función de que según quién sea el encargado de realización la promoción de éstas.  De esta manera, la promoción de Viviendas de Protección Oficial se podrá realizar:

a) Promoción Pública: es la que se efectúa por el Estado y las Comunidades Autónomas. El acceso a estas promociones está restringido a las familias que tengan ingresos anuales inferiores al 2,5 del salario mínimo interprofesional.

b) Promoción Privada: esta promición la pueden realizar tanto personas físicas como jurídicas, y tanto públicas como privadas (con o sin ánimo de lucro).

A su vez, las Viviendas de Protección Oficial de Promoción Privada se dividen en dos subtipos:

– Especiales: para el caso en el que los interesados tengan ingresos ponderados los cuales no excedan de 2,5 el salario mínimo interprofesional , o el límite que establezca la Comunidad Autónoma correspondiente.

– Generales: para el caso en el que los interesados tengan ingresos ponderados de hasta 5,5 veces el salario mínimo interprofesional.

Respecto al régimen de disfrute de las Viviendas de Protección Oficial, hay que decir que éstas podrán ser disfrutadas:

1) En régimen de propiedad.

2) En régimen de arrendamiento (excepcionalmente con opción a compra).

Imagen| Vivienda de Protección Oficial

RELACIONADOS