Historia 


Las vías de comunicación en la Hispania Romana: Castilla-La Mancha

Para finalizar con esta serie de entradas sobre la red viaria en la Hispania Romana, nos gustaría abordar de forma diferenciada las principales vías de mi comunidad autónoma, Castilla-La Mancha. Por el espacio geográfico de esta región en época romana discurrían diversas vías que ponían en contacto los principales núcleos de población de la región. Este era un ámbito de gran importancia desde el punto de vista de las comunicaciones, como zona de paso entre el norte, el mediodía y el levante peninsular.

Vías romanas en HispaniaEn primer lugar, entre las vías descritas en las fuentes antiguas, el Itinerario de Antonino describe las siguientes: Item ab Emerita Caesaraugusta, que unía Emerita y Caesaraugusta a través de varios tramos bien diferenciados: Alio itinere ab Emerita Caesarea Augusta, ruta más directa entre Emerita y Caesaraugusta, comparte con la anterior el tramo final Titulcia-Caesaraugusta; Item ab Asturica Caesaraugustam; Per Lusitaniam ab Emerita Caesarea Augusta, con 3 tramos claramente definidos: Emerita-Laminio, Laminio-Titulcia yTitulcia-Caesaraugusta. Este último tramo es común a las dos primeras vías mencionadas. Otra vía descrita por el Itinerario es Item a Liminio Toletum, una de las vías más breves del Itinerario de Antonino; desde Laminium (Alhambra, Ciudad Real) hacia Murum (¿Los Romeros?), hacia Villarta de San Juan y Puerto Lápice, hasta Consabro (Consuegra, Toledo),desde donde alcanzaría Toletum. La última vía que aparece en esta fuente antigua para nuestro territorio es Item a Laminio alio itinere Caesarea Augusta, segunda ruta para comunicar Laminio con Caesaraugusta.

Por otra parte, los Vasos de Vicarello (CIL, II, 3282 3284) hacen referencia a una vía que vendría a constituir un tramo de la ruta que comunicaba Castulo, en Sierra Morena, con Saetabi (Játiva), coincidiendo entre Libisosa (Lezuza) y Saltigi (Chinchilla) con la parte correspondiente de la vía Item a Laminio alio itinere Caesarea Augusta citada ya por el Itinerario de Antonino. Por su parte, el Anónimo de Rávena da noticias sobre los siguientes recorridos para nuestra región: vía entre Complutum-Caesaraugusta, descrita por el Itinerario de Antonino pero en sentido inverso, partiendo desde Caesaraugusta; segundo tramo de la vía Alio itinere ab Emerita Caesaraugusta entre Complutum y Emerita, también en sentido contrario. Y un tramo de la vía Complutum-Carthago Nova, concretamente entre Complutum-Saltigi, cuyo recorrido es el siguiente: de Complutum hacia Caraca a través de Cuenca hacia Segobriga hasta Puteis (Pozo Amargo). Desde esta mansión la vía proseguía hasta Saltigi (Chinchilla, Albacete).

También se conocen vías no citadas en los antiguos itinerarios, una de las más importantes es la vía Sisapo-Castulo, atestiguada epigráficamente y de gran importancia minera. Este mismo carácter lo compartirá la vía Sisapo-Corduba, cuyo posible itinerario se conoce teniendo en cuenta la ruta Toledo-Córdoba citada por las fuentes árabes (al-Idrîsî). Otra vía unía los dos principales núcleos de la región oretana, Oretum-Castulo. Esta ruta se conoce por yacimientos y emplazamientos mineros aproximados a su posible trazado. Importante vía de comunicación entre el interior y el Levante peninsular sería la vía Saltigi-Carthago Nova, que es el segundo tramo del gran eje viario Complutum-Carthago Nova. Esta vía vendría a representar un destacable eje de comunicación al poner en contacto la Meseta con uno de los puertos más importantes de la Península Ibérica. La vía Segontia-Segobriga pone en contacto trazados de la meseta norte con itinerarios más meridionales y en Segobriga enlazaba con la vía Complutum-Carthago Nova. Una desviación de la vía Corduba-Saguntum ponía en comunicación el alto Guadalquivir con el este peninsular y conectaba a su vez con la vía Complutum-Carthago Nova.

Otras vías de carácter más secundario no mencionadas en los itinerarios antiguos son la ruta desde Sigüenza hasta Zaorejas y Villanueva de Alcorón (Guadalajara); las vías Segontia-Termantia, Tolmo de Minateda-Begastri (Cehegín, Murcia) y Tolmo de Minateda-altiplano de Jumilla por la sierra de Enmedio. Importancia también tendrían los principales cursos fluviales de la región, como el Tajo, el Segura, río Mundo, el Henares o el río Bornova y que sumados a los numerosos caminos comarcales complementaban la extensa red viaria de Castilla-La Mancha, que por su estratégica situación en época romana actuaría como zona de tránsito obligado entre la Bética, la Tarraconense y la Lusitania.

Vía| CARRASCO SERRANO, G., “Comunicaciones de la meseta meridional en época romana: los territorios provinciales de Ciudad Real y Toledo”, en Caminería Hispánica. IX Congreso Internacional, Guadalajara, 2010

Más información|ABASCAL PALAZÓN, J.M., Vías de comunicación romanas de la provincia de Guadalajara, Guadalajara, 1982

Imagen|Mapa Hispania Romana

En QAH| El régimen jurídico de las vías de comunicación romanas

RELACIONADOS