Historia 


Las relaciones diplomáticas entre la Monarquía Católica e Inglaterra en la época de Felipe II

Las relaciones entre España e Inglaterra han sido siempre uno de los principales ejes de la política exterior de los monarcas españoles en la Edad Moderna. Esta relación no ha sido constante a lo largo de la historia y ha gozado de momentos de amistad con épocas de rivalidad.

El reinado de Felipe II (1556-1598) fue una época en la que no sé dio una política diplomática estable, pues se pasa de una época de amistad y alianza, a una ferviente enemistad que llevó a ambos estados a plantear intentos de invasión. Este es el caso de la “Armada Invencible”[1] y la “Contra Armada” inglesa[2].

¿Por qué se pasó de una alianza, incluso matrimonial, a una fuerte rivalidad en todos los aspectos? Esa es la pregunta clave que debemos hacernos para poder realizar un estudio sistemático de las políticas y acciones tanto hispanas como inglesas.

Elizabeth_I_(Armada_Portrait)

Isabel I de Inglaterra, hermanastra de María I de Inglaterra

Con el matrimonio de 1554 entre María I de Inglaterra y por el aquel entonces príncipe Felipe, se inició un momento de estabilidad y amistad entre la Monarquía Católica y la corona de Inglaterra. Este matrimonio fue un movimiento político a favor de la unidad religiosa que buscaba Carlos V, aunque según Joseph Pérez no es tan segura esta afirmación. En tal caso sería uno de los motivos de la unión ya que una de las prioridades de María I era restablecer el catolicismo en Inglaterra. Este aspecto fue una de líneas principales de la reina en su política interior y religiosa, llegando a realizar persecuciones contra los “enemigos de la fe católica”. Por otro lado, se encontraba la necesidad de la reina de tener un descendiente para evitar la coronación de su hermanastra Isabel. En contra de lo que se ha pensado, este matrimonio no estaba acordado con el fin de unir los territorios de ambas coronas, miedo principal de Cámara de los Comunes. El contrato matrimonial entre Felipe y María era claro. En última instancia, lo que se pretendía era dividir los territorios uniendo, por un lado Flandes e Inglaterra, creando una entidad política unificada a través del Mar del Norte y, por otro lado, los territorios mediterráneos: España, Nápoles y Sicilia. Para conseguir realizar esto, se necesitaba un heredero que nunca llegó.

Routes_of_the_Spanish_Armada

Ruta que realizó la “Armada Invencible” , su catástrofe y su regreso a territorio español

Con la muerte de la reina, sin descendencia, subió al trono Isabel I. La relación con Felipe II se volvió más gélida y distanciada, aunque sin llegar todavía a enemistarse. Es más. Felipe II la ofreció matrimonio, pues seguía con la misma idea que le había impulsado a casarse con María I e intervino en la Paz de Cateau-Cambrésis a favor de Inglaterra, a pesar de la diferencia religiosa. Al contrario que María I, Isabel I ambicionaba la unidad del anglicanismo, motivando la misma política represiva que su antecesora pero cambiando el objetivo de la misma: se pasó de perseguir a los protestantes a los católicos. En el momento que apoyó a los protestantes escoceses y a los hugonotes franceses, se rompieron las relaciones con Felipe II. Ahora Inglaterra se alineaba más con los intereses franceses, lo que acabó por precipitar la enemistad con la Monarquía Católica.

El culmen de esta enemistad fue el intento de Felipe II de invadir Inglaterra llevando a cabo un ataque “anfibio”. Para el ataque por mar, se constituyó la Armada Invencible, mientras que para la ofensiva terrestre se utilizaron los tercios de Flandes. Ante el fracaso de la empresa, Isabel I propuso una rápida respuesta: destruir la “Invencible” que se encontraba en Santander y tomas Lisboa para deponer a Felipe II en Portugal y entronizar al prior de Crato, antiguo aspirante al trono. El resultado fue una gran derrota naval inglesa, olvidada en la historia de  Inglaterra.


 

[1] El término “Armada Invencible” fue creado en Inglaterra para referirse a la armada española que asoló e intentó invadir el territorio británico. A su vez fue utilizado por la propaganda anti-católica inglesa en la Leyenda Negra contra España. Por lo tanto, se creó como un término irónico para referirse a la flota española. No obstante, este término ha sido aceptado y utilizado por el resto de historiografías, incluida la española, fuera del contexto de la Leyenda Negra.

[2] En la historiografía española se denominó “Invencible inglesa”, en el mismo sentido irónico y despectivo que los ingleses utilizaron para referirse a la armada española, pues el resultado fue el mismo, un contundente fracaso, que devolvió el statu quo al conflicto.


 

En colaboración con QAH| Mundo Histórico

Vía|

Belloc, Hilaire. (1975). Isabel de Inglaterra. Barcelona: Círculo amigos de la historia, D.L.

Belloc, Hilaire. (1951). Isabel de Inglaterra, hija de las circunstancias. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

Cortijo Ocaña, Antonio y McGovern, Timothy. (2003). “Una higa a los españoles. Un documento inédito de la propaganda anticatólica en la Inglaterra de Isabel I (1591)”. Oliva, revista de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, 4(4), 176-206.

Elliott, John H. (2001). Europa en la época de Felipe II (1559-1598). Barcelona: Crítica.

Fernández Álvarez, Manuel. (1966). Política mundial de Carlos V y Felipe II. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Escuela de Historia Moderna.

Gómez Centurión, Carlos. (1988). La Invencible y la empresa de Inglaterra. Madrid: Nerea.

Gorrochategui Santos, Luis. (2011). Contra Armada: La mayor catástrofe naval de la historia de Inglaterra. Madrid: Ministerio de Defensa.

Gorrochategui Santos, Luis. (2012). “La ‘Contra Armada’. El mayor desastre naval de Inglaterra”. Clío. Revista de historia, 125, 26-32.

Imágenes| Ruta de la Armada Invencible, Isabel I de Inglaterra

RELACIONADOS