Derecho Internacional, Jurídico 


Las Reglas de Rotterdam: una Ley para la Mar

La CNUDMI es la Comisión de la Naciones Unidads para la Unificación del Derecho Mercantil Internacional. Como tal nombre indica, y así expuse en mi primer artículo, busca la unificación de las normas jurídicas para las relaciones comerciales internacionales. Uno de sus últimos intentos normativos son las conocidas como Reglas de Rotterdam para asentar unas normas base en Derecho Marítimo.

La Reglas de Rotterdam (Convenio de las Naciones Unidas sobre el Contrato de Transporte Internacional de Mercancias Total o Parcialmente Marítimo) adoptado por la Asamblea General el 11 de diciembre de 2008, establece un régimen legal uniforme y moderno por el que se regulan los derechos y obligaciones de los cargadores, porteadores y destinatarios sujetos a un contrato de transporte de puerta a puerta que tengan en algún momento desplazamiento por vía marítima.

El Convenio surge para desarrollar y modernizar  los antiguos convenios que regían el transporte internacional de mercancías por mar. Esos convenios son principalmente “el Convenio internacional para la unificación de ciertas reglas en materia de conocimientos de embarque” (Bruselas, 25 de agosto de 1924) (“las Reglas de La Haya“), y sus Protocolos (“las Reglas de La Haya-Visby“), y el Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Marítimo de Mercancías (Hamburgo, 31 de marzo de 1978) (“las Reglas de Hamburgo”).

Las Reglas intentan establecer un marco jurídico internacional para, entre otros, los documentos electrónicos, el contrato del transporte puerta a puerta, o el transporte en contenedores. Así mismo, el Convenio brinda a los cargadores y porteadores un régimen universal vinculante y equilibrado que regula el funcionamiento de los contratos marítimos de transporte que puedan comprender otros modos de transporte.

El grupo de trabajo inició su labor en 2002, siendo aprobado el texto final en diciembre de 2008 y disponible para la firma por parte de los países para su ratificación desde el 23 de septiembre de 2009. Actualmente, aunque fueron más de 20 Estados los que la firmaron inicialmente; únicamente España ha ratificado este Convenio.

La Reglas de Rotterdam entrarán en vigor con la ratificación de veinte Estados soberanos. Los procedimientos internos de ratificación (consentimiento de los Parlamentos nacionales y las firmas de los Presidentes) están ralentizando la puesta en marcha de este ambicioso proyecto unificador

Para el representante del Reino de España en el grupo de trabajo de la CNUDMI para este convenio, el catedrático David Morán, las Reglas “son un Derecho del Porvenir que permiten atisbar un futuro en esa línea. Es peligroso confundirlo con el Derecho Urgente y hay que tratar este asunto con cautela, sin por ello dejar de verlo con optimismo. Suecia ha comenzado su proceso de ratificación pero hay que esperar hasta que los Estados más influyentes se decidan a ratificarlo, supondría el empujón para que el resto de Estados den su apoyo. En el Derecho Supranacional los tiempos están adaptados a la falta de un Parlamento Supranacional, por lo que 10 años puede ser algo normal para la ratificación de los convenios. Hace 60 años no había organismo internacional que trabajara en Reglas Internacionales, cualquiera aprobación es un éxito.”

Vía| UNCITRAL

En QAH| CNUDMI

Imagen| carguero

RELACIONADOS