Jurídico 


Las redes ‘peer to peer’ y los proveedores de servicios

Hace poco, profundizando sobre el interesante y complejo mundo del derecho de propiedad intelectual, leí una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona -sentencia 470/2013 de 18 de diciembre de 2013- que analiza la existencia o no de actividad ilícita por parte de un usuario que utiliza las redes peer to peer para intercambiar archivos.

Redes peer to peer

Redes peer to peer

En primer lugar hay que definir qué son estas redes. Las redes peer to peer, de igual a igual o de persona a persona, también conocidas como P2P son plataformas que permiten el intercambio de archivos entre miles de usuarios conectados a Internet. A través de un programa específico de P2P cada vez que el usuario accede a la red, comparte una serie de archivos con el resto de usuarios simultáneamente a una plataforma virtual, al mismo tiempo que puede acceder a los archivos compartidos por los demás internautas.

El hecho de que sirvan para compartir e intercambiar información de forma directa entre dos o más usuarios ha propiciado que se abra un gran debate sobre aquellos archivos cuyo contenido está sujeto a la Ley de Propiedad Intelectual.

La Ley de Propiedad Intelectual de nuestro país establece que tanto la reproducción como la puesta a disposición de una obra en Internet requiere el consentimiento previo del titular de derechos. Por tanto, este intercambio se considera ilícito, tanto desde el punto de vista del usuario que comparte sus archivos con contenidos protegidos (actos de reproducción y puesta a disposición) como del que descarga las copias (acto de reproducción).

Pues bien, lo novedoso de la citada sentencia es que reconoce la posibilidad, por parte de los autores de los derecho de propiedad intelectual, de que dirijan su pretensión de cese de la actividad ilícita contra los intermediarios a cuyos servicios recurre el infractor aunque los actos en sí mismos no constituyan infracción, todo ello de conformidad con los artículos 138 y 139.1 h) de la Ley de Propiedad Intelectual. Así, el fallo de la sentencia determina que “se suspenda de inmediato y de forma definitiva la prestación de servicio de acceso a Internet al usuario”.

Es cierto que el intercambio masivo de archivos de contenido audiovisual supone una infracción de los derechos de propiedad intelectual, pero ¿qué te parece el hecho de condenar al proveedor de servicios a que proceda a cortar al usuario el suministro de Internet?¿Es una medida excesiva, o el Juzgador simplemente está aplicando la Ley? Desde luego si estas son las sanciones, habrá que pensárselo dos veces antes de descargar contenido de este tipo.

Vía| Real Decreto Legislativo 1/1996
Imagen| Redes P2P

RELACIONADOS