Derecho Mercantil, Jurídico 


Las Operaciones de Reestructuración Empresarial en el actual contexto de crisis (I)

Es el entorno económico español actual resultado de dos factores: es fruto evidente de la crisis económico mundial que traslada a España hace ya años la desconfianza generalizada de los mercados financieros y la disminución del crédito hipotecario con la consecuente disminución de la inversión y del consumo, y es reflejo lógico de las políticas económicas fiscales expansivas de incremento del gasto público aplicadas en aras a reactivar la economía, situada, como consecuencia del primer factor, muy por debajo de la situación de pleno empleo.

Operaciones de reestructuración empresarialEl desmesurado desequilibrio presupuestario, consecuencia de lo anterior, junto con el tejido empresarial debilitado por el descenso de la inversión privada y del consumo y paradójicamente colapsado de estructuras públicas y privadas ineficientes, son argumentos suficientes para justificar que en la actualidad acatemos e impulsemos (i) la imposición de reformas legislativas de austeridad y contracción del gasto público[1] y (ii) la implementación de medidas de ajustes empresariales u operaciones de reestructuración empresarial.

En el ámbito microeconómico además y consecuencia de las variables macro, la imposibilidad de hacer frente y adaptarse al ciclo económico, la falta de liquidez y los fondos de maniobras negativos y por tanto los riesgos de insolvencia, el exceso de asunción de deuda en años previos de bonanza, el continuado estado de incertidumbre, la brusca contracción de la financiación bancaria y los resultados contables negativos son constantes actuales que deben ser eliminadas o al menos paliadas para garantizar la supervivencia de las empresas. A estos efectos, las compañías buscan desesperadamente medidas que alivien dichos males.

Protagonizan actualmente ríos de titulares medidas de ajuste como los  downsizing o ERES, las declaraciones de concursos, los acuerdos de refinanciación bancaria, las fórmulas alternativas a la financiación bancaria etc como cauces que deben seguir las empresas en estos tiempos.

En la continuación de este artículo, estudiaremos las operaciones de reestructuración empresarial como medidas estrella adoptadas por numerosas empresas para afrontar la actual crisis económica.

 


[1] Entre otras, reforma fiscal (RD 20/2011, de 30 de diciembre de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público), reforma financiera (RD Ley 2/2012 de 3 de febrero de saneamiento del sector financiero), y reforma laboral (RD Ley 3/2012 de 10 de febrero de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral).

RELACIONADOS