ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

Las obligaciones con cláusula penal

Las cláusulas penales son Derecho dispositivo

Es frecuente que en los contratos, además de las obligaciones que allí se estipulen, se incorporen cláusulas penales. Estas cláusulas establecen penas para el caso de que una de las partes no cumpla con su obligación. Para definir los términos de una forma clara denominaremos deudor a la parte que incumple la obligación y acreedor a la parte que sufre dicho incumplimiento.

No nos centraremos en este artículo en el tipo de cláusulas penales que pueden incorporarse ni los tipos de pena que pueden establecerse en ellas, sino que desarrollaremos el régimen jurídico de esta clase de cláusulas; su funcionamiento y su exigibilidad.

En primer lugar y aunque parezca evidente, hemos de comenzar diciendo que las cláusulas penales se activan u operan cuando se produce un incumplimiento por parte del deudor de las obligaciones que se derivan de la relación que le vincula con el acreedor. Una vez nos encontramos ante esta situación, el acreedor podrá decidir hacer valer la cláusula penal. Decimos que podrá hacer valer la cláusula porque no es una consecuencia automática ni obligatoria del incumplimiento sino que queda a la elección del acreedor exigir la pena prevista en la cláusula, o bien exigir el cumplimiento de la obligación principal de la relación. Con esto, ponemos de manifiesto que el acreedor no podrá exigir conjuntamente el cumplimiento de la obligación y la satisfacción de la pena, a no ser que esta facultad le hubiese sido claramente otorgada (artículo 1153 del Código Civil, CC)

Del mismo modo, si el acreedor opta por la aplicación de la pena, se entiende que renuncia a la posibilidad de reclamar no sólo el cumplimiento de la obligación, sino también la posible indemnización de daños y el abono de intereses que hubiese sido procedente, sin perjuicio de que otra cosa se hubiese pactado (artículo 1152 CC).

Es fundamental reseñar también, que la incorporación de una cláusula penal en la relación obligatoria entre acreedor y deudor no supone el establecimiento de una obligación alternativa para el deudor (artículo 1153 CC), es decir, el deudor no puede optar por el incumplimiento y que en su lugar se le aplique la pena prevista de forma que ya no pueda serle exigido el cumplimiento de la obligación. Podríamos decir, en este setido, que las obligaciones con cláusula penal constituyen una pretensión alternativa para el acreedor pero no una obligación alternativa para el deudor. Como en los casos anteriores, estamos ante normas dispositivas, por tanto, puede pactarse que sí sea una opción para el deudor, en cuyo caso es dudoso que estemos ante una cláusula penal propiamente dicha.

Hasta ahora hemos hablado de supuestos de incumplimiento suponiendo que se incumple totalmente con la obligación; pero ¿qué sucede si se ha incumplido sólo parte de la obligación o si se ha cumplido pero de una forma irregular o defectuosa?. En estos casos, en virtud del artículo 1154 CC, el Juez modificará equitativamente la pena. En este sentido, conviene recordar que las resoluciones de los Tribunales sólo podrán descansar de manera exclusiva en la equidad cuando la ley expresamente lo permita (artículo 3.2 CC). Para esta modificación equitativa de la pena se estará, como parece lógico, al grado de incumplimiento que se haya producido o a la irregularidad o defectuosidad en el cumplimiento de la obligación.

Para terminar, es importante tener en cuenta que la declaración de nulidad de la cláusula penal no lleva aparejada la nulidad de la obligación principal; sin embargo, la nulidad de la obligación principal sí conlleva la nulidad de la cláusula penal, en virtud del artículo 1155 CC.

Imagen| Normativa y organismos

Miguel San Antonio de Cea Escrito por el oct 25 2011. Archivado bajo Derecho Privado, Jurídico.





CONOCE AL REDACTOR

Miguel San Antonio de Cea

Twitter
Miguel San Antonio de Cea

Estudiante de sexto curso de Doble Licenciatura en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, en la Universidad Autónoma de Madrid.

Estudiante de Derecho en la University of Cambridge (Reino Unido) 2009-2010. 

Miembro de la  Law Society of Cambridge.

Presidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho y ADE 2006-2012 (AEDADE 2006-2012) Ver perfil completo
Acceder |