Historia 


Las Islas Baleares y su entrada en el mundo romano

balearesEn las siguientes líneas me dispongo a tratar uno de los temas más interesantes de la historia del archipiélago de las Islas Baleares: El momento en que entra dentro de la órbita romana. Unas Islas del Mediterráneo Occidental que en la Antigüedad presentaban dos entidades bien diferenciadas. Por una parte las Pitiusas, encabezada por Ebusus donde funcionaba una colonia púnica, y por otro lado las Baleares (Mallorca y Menorca) donde destaca la cultura talayótica, una sociedad de carácter local.

A pesar de que el 123 aC se convirtiera, según aparece en las fuentes, en la fecha clave para la incorporación de las Baleares como territorio controlado por el senado romano, no fueron los primeros contactos que hubo entre ambos mundos. Debemos remontarnos a la II Guerra Púnica, ya que en el 217 aC aparece reflejado un envío de emisarios de la Baleares a Cneo Cornelio Escipión para expresar su deseo de adhesión a Roma (Livio XXII, 20, 9). Mientras que por su parte, los ebusitanos permanecieron fieles al bando púnico. Fue en el 206 aC cuando se sometieron sin luchar (mediante una deditio o pacto), luego las noticias se diluyen en el tiempo hasta la intervención militar para la conquista del territorio. Parece que fue un periodo de desinterés hasta casi un siglo después.

¿Cuáles fueron los motivos?

cam000531Existen un conjunto de causas que precedieron a los acontecimientos de las conquistas. Una de ellas fue la versión oficial: la acción de los piratas.
Autores como Estrabón, geógrafo del siglo I, nos menciona:
“A causa de la fertilidad de sus tierras, los habitantes son también pacíficos, como también los de Ebusus. Pero por qué unos pocos malhechores establecieron relación con los piratas del mar. Todos fueron vistos con mal ojo y Metelo, nombrado el Balear, vino por mar contra ellos, los cuales fundó también las ciudades.” (Estrabón III, 5, 2)
Además, posiblemente atendieron a la necesidad de ir incorporando nuevo territorio para su colonización. Pero, es que además, aumentaba el control de las rutas comerciales que comunicaban la península ibérica con la italiana.

¿Como ocurrieron los hechos?

Tito Livio recogió este acontecimiento (como muchos otros), en su gran compendio Ad Urbe Condita, sobre la historia de Roma. Desafortunadamente, el libro LX que lo contenía se ha perdido, y solo hallamos alguna referencia mediante los resúmenes que realizaron algunos autores posteriores como lo fuera Orosio.

A quien sí conocemos es al general encargado de la conquista, Quinto Cecilio Metelo Baleárico, y alguna cosa de la oposición que debió encontrar, los reconocidos honderos baleáricos (que ya habían sido mercenarios de diversas fuerzas coloniales del Mediterráneo. Estrabón cuenta lo siguiente de ellos.

“… tiene fama, a pesar de ser pacíficos, de ser los mejores honderos, y según dicen se ejercitaron en esa práctica sobre todo a partir de que los fenicios ocuparon las islas. También se dice fueron éstos los primeros que vistieron a sus gentes con túnicas de bandas anchas; pero iban al combate sin ceñirse, llevando al brazo un escudo de piel de cabra y un venablo endurecido al fuego, raramente provisto también de una pequeña punta de hierro. Llevaban alrededor de la cabeza tres hojas de junco negro, de cerdas o de nervios: una larga, para los tiros largos; otra corta, para los cortos, y otra mediana, para los intermedios. Desde niños se adiestran en el manejo de la honda, no recibiendo el pan si no lo han acertado antes con ella; por esto, Metelo, cuando navegando hacia las islas se acercó a ellas, mandó tender pieles sobre la cubierta de los navíos para defenderse de los tiros de honda”. (Estrabon III, 5, 1)
Según se dice, el proceso de conquista se alargó hasta el 121 aC, pero se desconocen más detalles.

Para concluir la poca ayuda de la arqueología

Poco nos ayudan los datos arqueológicos sobre la conquista, y es que tras ellas fundaron dos nuevos núcleos Palma y Pollentia, aunque las dataciones no han alcanzaron aún esa fecha tan temprana. Lo que si se puede atestiguar es la existencia del proceso de romanización del archipiélago. Que quedaron adscritas a la Provincia de Hispania Citerior, la Tarraconense, e incluso conformando su propia provincia en el bajo impero, pero eso, ya son otros temas.

En colaboración con QAH| Paullushistoricus 

Via| Orfila, M (2006) “Conquista de Baleares (Mallorca y Menorca)” en Historia de las Islas B aleares, núm.4, pp. 49-56; V.V.A.A, (1990), Les Illes a les Fonts Clássiques, Editorial Miquel Font.

Imagen| Islas Baleares , Hondero Balear

En QAH| La guerra en Roma republicana¿Cómo celebraban el cambio de año en la antigua Roma?¿Cómo se llamaban los romanos?Emperadores-Dioses: El origen del culto imperial en RomaUn gesto que cambió la historia: Cayo Julio César cruzando el RubicónOs invitamos a una cena romanaLa veneración de las reliquias en RomaGaleno, precursor de la medicinaEjército Romano (I): Rangos del ejército

RELACIONADOS