Jurídico 


Las huelgas iícitas

El art. 28 CE establece en su número 2º como derecho fundamental el derecho a la Huelga: “se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad”.

Este derecho se configura como subjetivo fundamental de los trabajadores y a falta de un desarrollo legislativo postconstitucional mediante Ley Orgánica (art. 81 CE), sigue regulándose por el Real Decreto-Ley 17/1977, de 4 de marzo (DLRT). Esta situación de provisionalidad en la regulación de un derecho fundamental por Real Decreto-Ley ha llevado a la continua necesidad de pronunciación por parte del Tribunal Constitucional de numerosas cuestiones sobre este derecho, destacando la STC[1] 11/1981 que declaró la inconstitucionalidad de diversos preceptos del citado Real Decreto. images

El precepto constitucional deja un amplio margen al legislador para determinar las modalidades de huelgas admitidas y las que se consideran fuera del ámbito constitucional. El DLRT  recoge dos tipos de huelga ilícita:

  1.  Huelgas ilegales (art. 11): cuando vulnera directamente lo dispuesto en la ley.
  • a) Cuando se inicie o sostenga por motivos políticos o con cualquier otra finalidad ajena al interés profesional de los trabajadores afectados.
  • b) Cuando sea de solidaridad o apoyo, salvo que afecte directamente al interés profesional de quienes la promuevan o sostengan. La expresión «directamente» de la letra b) del artículo 11 declarada inconstitucional por Sentencia TC (Pleno) de 8 de abril de 1981: “los intereses defendidos  mediante la huelga no tienen que ser necesariamente los intereses de los huelguistas, sino los intereses de la categoría de los trabajadores
  • c) Cuando tenga por objeto alterar, dentro de su período de vigencia, lo pactado en un convenio o lo establecido por laudo, denominadas huelgas novatorias.
  • d) Cuando se produzca contraviniendo lo dispuesto en el presente Real Decreto-ley, o lo expresamente pactado en convenio colectivo para la solución de conflictos.

       2.   Huelgas abusivas: cuando se llevan a cabo de forma claramente desproporcionada o abusiva.

El TC, a tenor del art. 7.2  aclara que las huelgas rotatorias, huelgas en servicios estratégicos y huelgas de celo o reglamento no son huelgas ilegales, sino que el Real Decreto-Ley 17/1977 se limita a considerarlas actos ilícitos o abusivos, por presunción iuris tantum de abuso del derecho de huelga (admite prueba en contrario).

6113664375_57634541a8Por otro lado, el apartado 1 del art. 7: “El ejercicio del derecho de huelga habrá de realizarse, precisamente, mediante la cesación de la prestación de servicios por los trabajadores afectados y sin ocupación por los mismos del centro de trabajo o de cualquiera de sus dependencias”. El TC ha explicado esa prohibición legal, dando una interpretación restrictiva del concepto «ocupación». Se considera que hay ilicitud sólo ante una ilegal intrusión en los locales o una ilegal negativa de desalojo frente a una legítima orden de abandono, pero no en cambio, la simple permanencia en los puestos de trabajo (STC 11/1981 FJ 17º).

#Efectos de la Huelga ilegal:

La participación en una huelga ilegal puede justificar el despido disciplinario del trabajador, por las causas del art. 54.2 ET, si el trabajador ha tenido participación activa en la huelga. Las sanciones impuestas por tal motivo no vulneran derecho fundamental alguno. Se deja de percibir el salario proporcional al tiempo de huelga, y de la duración y retribución de las vacaciones. El trabajador no quedaría en situación de alta especial, sino en situación de baja en la Seguridad Social e interrumpiendo las cotizaciones.

 

Vía| Constitución Española 1978 (CE), Real Decreto Ley 17/1977, STC 11/1981

Más información| El derecho de huelga en la doctrina del Tribunal Constitucional: propuestas para una Ley Orgánica, RAQUEL YOLANDA QUINTANILLA NAVARRO; [1] Sentencia del Tribunal Constitucional

Imagen| Huelga, cierre, portada

En QAH| El derecho a la huelga en la Constitución Española de 1978 (I y II)

RELACIONADOS