Historia 


Las guerras médicas (I)

Grecia_guerrasmedicas_greecebattlemarathonEn torno el año 610 a.C. se desintegra el poderoso reino asirio, en el próximo oriente. Estableciendose cuatro reinos independientes: Egipto, Neobabilonia, el reino Meda y Libia. Territorios que formarán parte del gran Imperio Persa. Todos ellos serán unificados por Ciro el Grande; El rey Darío lo dividió en satrapías, subdivisiones política gobernadas por un sátrapa. Cada una de ellas tenía ejército propio y abonaba tributos. Se crearon una serie de vías de comunicación que comunica las satrapías entre sí. En definitiva, se trataba de un gran territorio heterogéneo, difícil de controlar. Aun así muy pronto se hizo patente el interés de conquistar el mundo griego. Empezaron por las polis griegas jonias, que se encontraban en especial descontento debido a los pesados tributos que recaían sobre ellas. No contaban con un gobierno autónomo, sino que se trataban de tiranías propersas.

Darío inició una salida hacia Europa, por Tracia, con intención de cruzar Tesalia y llegar hasta las polis griegas. Mientras tanto, el descontento de las polis jonias aumentaba considerablemente, llevando a una revuelta de los jonios, con su epicentro en la ciudad de Mileto. Al no esperarse esta situación, la respuesta fue desproporcionada, llevando al ejército persa a arrasar la ciudad entera. Esto llevó a los jonios a plantearse la imposibilidad de enfrentarse a los persas, impulsándoles a pedir ayuda a las polis griegas. El diarca de Esparta y con él, la Liga del Peloponeso, rechazó ir en su ayuda. En cambio Atenas y Eretria si acudieron (sólo 2 de 800 polis). Otras islas de Grecia Menor también acudieron. La noticia repercutió fuerte en los persas, llevándoles a iniciar una contraofensiva. La rebelión jonia llegó a su fin con la batalla naval de Lade en el 494 a.C. que concluyó con una victoria persa. Tras esto, Mileto quedó relegada a su suerte. Nos cuentan las fuentes que fue arrasada, asesinaron a todos los hombres y esclavizaron a las mujeres y los niños.

Una vez finalizada la revuelta jonia, los persas se plantearon avanzar en su conquista sobre Grecia y convertirla en satrapías. Heródoto nos cuenta que sería la primera expedición persa la que llevaría a la Primera Guerra Médica. Esta expedición fue, realmente, un intento de someter algunas regiones. Mientras tanto, en Atenas, se debatía si apoyar o no a los persas, existía diferencia de opiniones, pues habían quienes apoyaban el avance persa y quienes apoyaban la resistencia. Las polis situadas más cercanas a Macedonia tenían cierta tendencia propersa. En un inicio Grecia se encontraba dividida.

guerra-persas-griegosLas propuestas de los embajadores persas finalmente serán rechazadas por las grandes polis de Grecia: Esparta y Atenas. De hecho, Esparta mataría a dichos embajadores. Por otro lado, los persas arrasaron la ciudad de Eretria y llegarían hasta la llanura de Maratón. Esta zona era amplia, una llanura fácil de desembarcar y llevar los caballos. Los griegos esperaron al momento oportuno; Cuando la caballería persa se lanzó a saquear ciudades y abandonó la llanura, estos atacaron. Se estima que el ejército persa oscilaría entre 25,000 y 40,000 soldados, además, contaba con un grupo de élite, conocido como “los inmortales”. Ante esta amenaza, Atenas procedió a pedir ayuda a Esparta, la cual aceptó, pero con retraso, pues pidió atrasar su contribución a la batalla para finalizar los “juegos” conocidos como Gimnopedias, que duraban entre 3 y 4 días. Por lo tanto, la batalla de Maratón enfrentaría a Atenas y Platea contra Persia. El ejército de las polis griegas oscilaría entre los 10,000 hoplitas. Los atenienses pensaban que si dejaban que los persas avanzaran hasta la misma polis, los propersas atenienses les abrirían las puertas, es por ello que deciden llevar al ejército a Maratón. El estratego encargado de realizar la estrategia de la batalla fue Milcíades, el cual ganaría dicha batalla (los demás estrategos renunciaron para que este tuviera el mando completo). La línea del ejército persa era considerablemente más amplia que la de los griegos, es decir, que en caso de enfrentarse en condiciones similares, las alas del ejército persa se replegarían destrozando los laterales de la línea griega. Es por esto que Milcíades decidió reforzar las alas para conseguir así evitar el destrozo de las mismas y poder romper el centro de la línea persa. El afamado Temístocles, protagonista en la Batalla de Salamina, lucharía en esta batalla. Los persas luchaban con un escudo de mimbre y madera, usaban una lanza corta… en definitiva, armamento considerablemente débil. Los hoplitas, en cambio, cargaban entre 30 y 50 kg de hierro (la calidad de su armamento es mucho mayor). La idea para los griegos sería llegar a un ataque cuerpo a cuerpo, donde son muy superiores. El problema se centraría en evitar a los arqueros. Tardarán 3 días los griegos en atacar. Avanzan entre 5 y 6 km y cuando se encuentran a 150 metros comienzan a correr para alcanzarlos. Los persas romperían el centro de la línea griega, pero las alas, más numerosas, se replegarían llevándoles a una emboscada. Se dará un peculiar hecho, en el cual los griegos tirarían a los persas restantes por un precipicio. La batalla se saldaría con 192 hoplitas muertos y entorno a 10,000 persas. Para Persia no supuso demasiada pérdida, en cambio, la victoria griega supuso un crecimiento importante de la moral. Por otro lado, quedó en evidencia el armamento Persa frente a la superioridad del griego. Puesto que los espartanos llegarían 3 días tarde, la victoria era propia para los atenienses, no obstante, la división interior de Atenas entre propersas y progriegos continuaba. Intentarán algunas campañas para frenar el avance persa, pero fracasarán. Este fracaso se le atribuirá a Milcíades, al cual le aplicarán el ostracismo (expulsión de la ciudad, exilio), influenciados por el líder de los grupos propersas, Hiparco.

 

 

En colaboración con QAH: Intrahistoria

Vía| Balil Illana, A. “Heródoto y las grandes batallas de las guerras Médicas”; Lérida Lafarga, R. “Grecia y Persia en el Mundo Antiguo: las guerras medicas”; Elliot, J. “El imperio persa: las guerras médicas”; Reboreda Morillo, S. “La grecia clásica”.

Imagen| Batalla de Maratón; Batalla de las Termópilas; Leónidas.

En Qah| Las siete otras batallas de las TermópilasEl famoso Alejandro Magno y el nacimiento de una leyenda

RELACIONADOS