Economía y Empresa 


Las empresas y la gestión de nuevas ideas

La apertura de las empresas a nuevos procesos surgidos de ideas novedosas es uno de sus mayores desafíos. La gestión del conocimiento en las empresas está cobrando cada vez más relevancia, tanto para los propios gestores empresariales como para los estudiosos de los procesos de gestión de cualquier compañía.

En un mundo en el cual el contacto con otros entornos se hace inevitable, es necesario adaptarse a nuevas tendencias que puedan potenciar un negocio o relanzarlo. Incluso para aquéllos negocios que aparentemente no necesitan de mejoras de gran calado. Una idea de negocio que es reconocida y que goza del respaldo de la demanda, puede caer en el rechazo de la misma en muy poco tiempo. Las empresas nacen, crecen y mueren y, por tanto, lo que funciona en el presente quizá no tenga respaldo en el futuro.

Conocimiento e ideas novedosas

Conocimiento e ideas novedosas

En ese sentido y con la gran cantidad de información de la que disponemos en la actualidad, sería un error que las empresas no estuvieran alerta ante nuevas tendencias de mercado que afecten de manera directa o indirecta a sus negocios. Pero no sólo en cuanto a esto último, sino también en relación con los propios procesos de gestión interna de la empresa. Una compañía de éxito funciona como un gran engranaje en el que todos los departamentos de la empresa están bien comunicados. Esto último también es gestión del conocimiento y de las ideas.

De la utilización, por ejemplo, de un software de gestión empresarial por parte de los miembros de distintos departamentos y de la comunicación entre ellos, pueden surgir nuevas ideas que mejoren, en última instancia, el desempeño de todos los departamentos de una compañía. La comunicación es capital, así como la asunción de los procedimientos necesarios para alcanzar los objetivos deseados.

En suma, una empresa que se adapta a los cambios tiene mayores posibilidades de alcanzar sus objetivos. Del estancamiento y del conformismo eterno no han surgido grandes avances.

Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelectoLeonardo Da Vinci

Imagen| Nuevas ideas

En QAH| Aprender, desaprender, reaprender

RELACIONADOS