Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Las diferentes interpretaciones de las tentaciones de San Antonio en las artes visuales

Las tentaciones San Antonio, es tema muy recurrente en la historia del arte, comenzando en el siglo X, con los frescos italianos y más adelante en libros iluminados y grabados alemanes. Este interés por representar el tema, se debe a la lucha del bien y del mal, entre Cristo y Satanás.

La Tentación de Martin Schongauer

La Tentación de Martin Schongauer

La temática refleja la lucha de San Antonio contra los demonios. En un primer lugar el demonio interactúa con el santo, ofreciéndole dinero, riquezas y tentaciones carnales. Más adelante, el santo una vez retirado tras  sufrir un gran numero de tentaciones, es acosado por los demonios. El pasaje narra como las bestias atacan al santo, y el momento en el que Dios interviene, haciendo desaparecer a los demonios y cesando el dolor del cuerpo del santo.

Las representaciones a nivel artístico oscilan desde el momento en el que el demonio le ofrece dichas tentaciones, al instante en el que el santo, ya habiéndolas rechazado es atacado por las bestias de formas antropomórficas. Se trataban de demonios con formas animales, de bestia y reptiles, como leones, osos, leopardos, toros, serpientes, áspides, escorpiones y lobos; cada uno se movía según el ejemplar que había asumido.

Paul_Cézanne_055

La tentación de Paul Cézanne

A partir de esta narración, los distintos autores interpretaron este recurrente tema de la fe cristiana. En primer lugar, cabe destacar la estampa de Martin Schongauer, La tentación de San Antonio, del año 1475, una de las más destacadas tanto a nivel estético, como de técnica. En ella el santo aparece agarrado por los diferentes demonios con forma antropomórfica. En la zona central destaca el santo, que porta un hábito, siendo rodeado por estos mismos monstruos, centrándose en el momento del ataque de las bestias. Es de este autor de quien Pietr Brueghel toma inspiración para realizar su propia interpretación de este pasaje bíblico.

 

Avanzando en el tiempo, en el siglo XIX, podemos observar como Paul Cézanne también establece una interpretación sobre el tema. En este caso, el pintor postimpresionista, a través de sus trazo muestra en su zona central una de las tentaciones del santo, la carnal. Este tipo de tentación es un tema muy popular desde el siglo XVIII, como muestran Tiepolo o Millet. En la obra, el demonio muestra a San Antonio una joven desnuda. A diferencia de la obra de Schongauer la figura del santo no muestra un rostro sin expresión facial y un cuerpo hierático, en su lugar se muestra el rechazo tanto en el rostro, que se muestra con la cabeza agachada, como la mano en seña de rechazo hacia aquella tentación, que le muestra el diablo.

la_tentacion_de_san_antonio

La tentación de Salvador Dalí

El último caso, es  la obra de Salvador Dalí. El artista muestra un esquema compositivo totalmente distinto a los anteriores. En su caso, las distintas tentaciones se muestran en diferentes elementos. El triunfo esta representado en el caballo, el sexo o atracción carnal es la mujer sobre el elefante y las riquezas aparecen representadas en los elefantes con pirámides de oro a la espalda.

Además de estos ejemplos, existen muchos más en la historia del arte, en los que el contexto histórico y artístico influye en la manera de tratar este pasaje bíblico tan popular.

Via| CASTELLI, Enrico. (2007) Lo demoniaco en el arte: su significado filosófico, Madrid, Siruela.

Más información| Artehistoria

Imagen| Schongauer, Cézanne, Dalí

 

RELACIONADOS