Patrimonio 


Las Cuatro Pascuas de Juan Bautista Maíno (I)

El 14 de febrero de 1612 se firmaba el contrato por el cual el pintor Juan Bautista Maíno se comprometió a realizar las pinturas para el retablo mayor del convento dominico de San Pedro Mártir (Toledo). Se comprometió a realizar las obras en el plazo de 8 meses, pintando asuntos requeridos por el prior del convento fray Félix de Plaza, pero éstos no aparecen especificados en el documento firmado que hemos mencionado anteriormente. Pese a ese compromiso, las obras no estuvieron terminadas hasta diciembre de 1614. Entre 1612 y 1614 el pintor ingresó en la orden y en el propio convento, lo que a buen seguro condicionó la prolongación del tiempo convenido y el cuidadoso empeño que puso en el encargo.

Retablo Mayor de la iglesia conventual de San Pedro Márir.

Retablo Mayor de la iglesia conventual de San Pedro Mártir.

Antonio Palomino le definió como “de los más eminentes pintores de su tiempo, como lo califican sus obras en dicha casa [de San Pedro Mártir], especialmente en el altar mayor de aquella iglesia los cuatro lienzos de las Cuatro Pascuas, donde hay excelentes desnudos y otras cosas hechas grandemente por el natural”.
Estas Cuatro Pascuas son las fiestas mayores del año eclesiástico: La venida del Espíritu Santo o Pentecostés, La Resurrección de Jesucristo, Nacimiento de Jesucristo y Adoración de los Reyes o Epifanía. Cada una de estas obras las trataremos en artículos venideros, ya que merece la pena detenerse en cada una. El resto de los lienzos que conformaban el retablo mayor estaban realizados en un formato más reducido; en el banco inferior, dos lienzos de tafetán con san Juan Bautista y san Juan Evangelista, y en el superior y pintados sobre toscas tablas, María Magdalena y san Antonio Abad. El resto del conjunto se complementaba con esculturas.
Las Cuatro Pascuas se realizaron sobre tela de mantelillo, muy utilizada en la escuela española del siglo XVII, artistas como Zurbarán pintaron sobre este tipo de tela. El empleo del mantelillo era una garantía de calidad, ya que eran muy preciado  y que con el que se evitaban las temidas costuras.

Continuando con el análisis, Juan Bautista Maíno empleó dos capas de preparación en cada lienzo: una de tono pardo y, sobre ella, una imprimación grisácea, gruesa y pulida. Sobre esto comenzó a pintar con la técnica al óleo. Por su proximidad estilística se le ha relacionado siempre con la etapa romana de Caravaggio. La investigadora Enriqueta Harris destacó los paralelismos con Caravaggio y las conexiones de éste y Maíno con la escuela de Brecia. La huella de Caravaggio es incuestionable, pero Maíno se decantó también por el naturalismo de sombras atemperadas, luces claras y transparentes e un intenso cromatismo que estaba muy en la línea de Orazio Gentileschi y Carlo Saraceni.

Cuatro Pascuas de Juan Bautista Maíno. 1612-1614. Museo del Prado.

Cuatro Pascuas de Juan Bautista Maíno. 1612-1614. Museo del Prado.

Actualmente estas magníficas Cuatro Pascuas se pueden admirar en el Museo del Prado. Pero, ¿Cómo llegaron estas obras hasta el Museo del Prado? En 1836, a causa del proceso de desamortización llevada a cabo por el gobierno, fue desalojada la comunidad religiosa del convento, y como era habitual, se incautaron sus bienes. Las pinturas del altar mayor pasaron al Museo Nacional de Pintura y Escultura, ubicado en el convento de la Trinidad de Madrid, y de allí, al Museo del Prado en 1873. Es curioso que por no registrar correctamente estos lienzos en 1836, no se tuviera una idea clara de la completa disposición del retablo hasta los años 60 del siglo XX. El estudio histórico y estilístico de este magnífico conjunto se le debe a Diego Angulo y Alfonso E. Pérez Sánchez.

Maíno sólo firmó su trabajo en La Adoración de los Reyes Magos. La firma aparece en el gran sillar sobre el que descansa la Virgen, un lugar visible y cargado de significado. Ahí colocó su nombre y expuso su condición de religioso.

Firma de Juan Bautista Maíno en el sillar donde se sienta la Virgen en la obra Adoración de los Reyes Magos.

Firma de Juan Bautista Maíno en la obra Adoración de los Reyes Magos.

 

Vía| Juan Bautista Maíno (Enciclopedia online Museo del Prado)
Más Información| SERRERA CONTRERAS, J.M., “Juan Bautista Maíno: Notas sobre el retablo de las Cuatro Pascuas”, Boletín del Museo del Prado, Vol.10, nº 28 (1989) : pág.35-42| V.V. A.A. Juan Bautista Maíno,  ed. Leticia Ruiz Gómez, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2009.
Imagen|Retablo Mayor de la iglesia conventual de San Pedro Mártir, Cuatro Pascuas, Firma de Juan Bautista Maíno ( Imagen editada por Estefanía Bautista).

RELACIONADOS