Jurídico 


Las conformidades en el proceso penal (II)

La conformidad cabe presentarla en dos momentos procesales: antes del acto del juicio oral, y en el acto del juicio oral al inicio de la sesión.

Conformidad antes del acto del juicio oral:

En el Procedimiento Abreviado el acusado puede mostrar su conformidad en el escrito de defensa que presente una vez que se le ha dado traslado del escrito de acusación, y también en un escrito de calificación que firmen conjuntamente las partes acusadoras, el acusado y su Letrado (art. 784.3 LECr.), y con carácter general en cualquier momento antes de iniciarse la práctica de la prueba en el juicio oral (art. 787.1 LECr.) 

En el Procedimiento para el Enjuiciamiento Rápido, cabe plantear la conformidad en el Juzgado de Guardia, lo que permite que la sentencia sea dictada por el Juez de Instrucción (art. 801 LECr.), previéndose la reducción de un tercio de la pena solicitada, y que el Juez, si ninguna de las partes muestra su decisión de recurrir, declare oralmente la firmeza de la sentencia y resuelva sobre la suspensión o sustitución de la pena.

Conformidad en el acto del juicio oral al inicio de la sesión:

La conformidad en este momento es posible tanto en el Procedimiento Abreviado como en el Procedimiento para Enjuiciamiento Rápido.  La única diferencia es que mientras en el Abreviado el límite máximo de la penalidad que permite la conformidad es hasta seis años, en el otro es de hasta tres años.

Es muy significativo el número de conformidades que se alcanzan en los que la pena no supera los dos años de prisión, pues si no se rebasa este límite, en la mayoría de los casos, si se cumplen los requisitos legalmente establecidos en los artículos 80 a 87 del Código Penal, el penado podrá eludir el ingreso en prisión mediante la aplicación de la suspensión de la ejecución o la sustitución de la pena privativa de libertad impuesta.

Al no tener que celebrarse la vista del juicio, se ahorra tiempo y dinero, resulta innecesario practicar diligencias de investigación o pruebas tendentes a acreditar los hechos al ser éstos reconocidos por el acusado, no será necesaria la declaración peritos y testigos, y evitará citaciones de múltiples personas ante el Juzgado, así como la suspensión de señalamientos y vistas.

En esta línea de favorecer la consecución de conformidades, la Fiscalía General del Estado y el Consejo General de la Abogacía firmaron un Protocolo, dictándose por la citada Fiscalía General la Instrucción nº 2/2009, de 22 de junio, sobre Aplicación del Protocolo de Conformidad.

Según la jurisprudencia (SSTS de 14-9-2011, 13-4-2009, 12-3-2009), la conformidad debe reunir los siguientes requisitos:

El acusado debe prestar su conformidad con carácter voluntario, personalísimo, absoluto, formal y en términos de legalidad.

El Juez o Presidente del Tribunal debe informar al acusado sobre las consecuencias de la conformidad.

El control sobre la legalidad de la conformidad válida para producir los efectos que le son propios recae sobre el Juez o Tribunal Sentenciador.

El incumplimiento de estos requisitos no se trata de una mera irregularidad procesal irrelevante, sino de la infracción de un precepto esencial para la validez de la conformidad, causante de indefensión; lo que daría lugar a la nulidad de la sentencia de conformidad que en su caso se dictase. (Art. 238.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.)

RELACIONADOS