Cine y Series 


Las comedias románticas no son solo americanas

Este verano se estrenó una nueva película protagonizada por Dani Rovira y María Valverde, Ahora o Nunca, tercera en taquilla tras tres semanas en cartelera. Esta comedia romántica, dirigida por Maria Ripoll, cuenta la historia de Eva y Alex, una pareja que tras años de noviazgo, deciden casarse en el pequeño pueblo de la campiña inglesa donde se conocieron. Sin embargo, se les presenta un problema inesperado: una huelga de controladores impide que Alex y sus invitados lleguen hasta donde está Eva.

Todo el infierno que se monta se desata a partir del momento en que el novio, Alex, y todos sus invitados se encuentran al ir a embarcar en el vuelo que debe llevarles a Londres que se ha declarado una huelga de controladores que lo impide. Todas las alternativas, es decir vuelos con diferentes conexiones europeas o un autobús, no impiden que, como mal menor, la boda se retrase un día. Eva, la novia, acepta con resignación el cambio, sin saber que las cosas se van a complicar mucho más.

Muchas veces asociamos las comedias americanas al cine español, pero a veces películas como esta nos dejan ver que hay cine más allá de Hollywood. Con todos los ingredientes para emocionarnos, hacernos reír, enamorarnos y pasar el rato, este film bien podría haber sido protagonizado por Jennifer Aniston y Ben Affleck y le hubieran dado mucho más bombo. Así que, ¿las comedias románticas son solo americanas?

Dani Rovira y Maria Valverde, protagonistas de la película

Dani Rovira y Maria Valverde, protagonistas de la película

Si volvemos a la película de Ahora o Nunca, el film apuesta por una mezcla de tópicos españoles en el extranjero y con algunos puntos que recuerdan a ciertos excesos de la comedia americana actual. Aunque la mayoría de escenas son cómicas, también nos deja ver algún momento más dramático a lo largo de la película. Entretenida sería su mejor definición.

Una comedia coral con diferentes tramas que se van entrecruzando hasta el final y que nos permite ver en acción diferentes actores del panorama actual en su faceta más divertida.

En definitiva, una buena película para pasar el rato y reír un poco. Si os gustó Dani Rovira y no queréis esperar a la segunda parte de la exitosa Ocho Apellidos Vascos, esta es una buen oportunidad.

 

Imagen| El Periódico

En QAH| Shakespeare inspiró a Disney

RELACIONADOS