Reflexiones 


Las claves de la resiliencia

 

Resiliencia.

1. f. Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

2. f. Mec. Capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación.

Del latín resilio, la resiliencia es la cualidad atribuida a aquellas personas que son capaces de superar situaciones dolorosas, traumáticas o dificultosas adaptándose de forma positiva a su realidad.

A todos nos gustaría tener un manual en el que se explicara detalladamente qué pasos debemos seguir para reponernos tras ciertas experiencias y además sacar algo positivo de ellas, y aunque cada uno es un mundo y nunca sabemos cómo vamos a reaccionar ante determinadas situaciones, podemos hablar de ciertas características cuya potenciación nos acercará a la resiliencia.

Mandala de las siete resiliencias de Wolin y Wolin.

Mandala de las siete resiliencias de Wolin y Wolin.

Los psicólogos Wolin y Wolin lanzaron en 1993 el concepto mandala de resiliencia”  haciendo referencia a la existencia de siete resiliencias que evolucionan progresivamente. En el núcleo del mandala se encontraría el Yo de cada persona, que concentra todo lo que el individuo debe asimilar, tomar conciencia y aprovechar en su beneficio y en el de los otros. Rodeando al Yo se encuentran nuestras etapas de desarrollo , y cada una de las resiliencias que confluyen en el núcleo dando a entender que es ahí donde está su origen. Hacia el exterior de la figura del mandala encontramos las etapas de mayor evolución del ser humano, mostrando que la resiliencia se hace mucho más fuerte y estructurada a medida que avanzamos.

Según los estudios centrados en este tema, parece que las personas con mayor capacidad de superar obstáculos son aquellas más formadas y con un mayor nivel intelectual, algo que no debe sorprendernos si tenemos en cuenta aquello de “el conocimiento es un alimento del alma” que ya dijo Platón en su día.

Las características que debemos potenciar si queremos convertirnos en personas resilientes son:

–          Introspección (Insight): habilidad para auto-cuestionarnos dando una respuesta honesta y llegar a conocernos para comprender la verdadera causa y significado de la situación.

–          Independencia: capacidad de establecer límites entre uno mismo y los ambientes adversos manteniendo una distancia emocional y física sin llegar al aislamiento.

–          Capacidad para relacionarse: habilidad que tenemos para establecer relaciones y lazos con otras personas cubriendo la necesidad de socialización y pertenencia.

–          Iniciativa:  hacernos cargo de los problemas, ejercer el control sobre ellos y ponernos a prueba.

–          Sentido del humor: Habilidad para reírnos de nosotros mismos, relativizar y sacar el lado positivo y humorístico de las cosas para restarles importancia.

–          Creatividad: referida en este caso a la capacidad de crear algo satisfactorio y positivo partiendo de un suceso negativo.

–          Moralidad: capacidad de comprometerse con valores y de discriminar entre lo bueno y lo malo.

No existe una fórmula secreta para superar obstáculos, pero lo que si podemos hacer desde este mismo momento es trabajar en cualidades como estas que nos harán creer más en nosotros mismos, sentirnos capaces de controlar las situaciones y ver con optimismo todo aquello que nos pase.

Las bajadas son normales y sanas siempre y cuando nos permitamos recuperarnos y no nos castiguemos. Recordad que la clave de la satisfacción personal se encuentra dentro de cada uno y que el amor propio y el respeto por nosotros mismos son siempre las bases para una vida mejor.

Vía| Resiliencia

Más información| Psicología

Imagen| Mandala de resiliencia

En QAH| Racionalizando

RELACIONADOS