Jurídico 


Las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión (III)

Los efectos del contrato bilateral persiguen el mantenimiento del equilibrio o equivalencia de prestaciones que se estableció convencionalmente entre las partes; ello implica (sinalagma genético y sinalagma funcional) que la inexistencia o subsiguiente desaparición de uno de los deberes de prestación lleva aparejada la consecuencia de que el otro, aislado, carezca de sentido y de razón de ser y, por otra parte, que están enlazados funcionalmente, deben cumplirse al mismo tiempo y de él surge, como regla, la simultaneidad en la ejecución de las prestaciones recíprocas.

cláusulas abusivasEn esta tercera entrega vamos a analizar las acciones que podemos ejercer en defensa de nuestros intereses son las siguientes:
a) Acción individual contra cláusulas abusivas (también se puede ejercer de manera colectiva): El artículo 8 de la LCGC (Ley sobre las Condiciones Generales de la Contratación) fija el criterio general de nulidad de las cláusulas abusivas, con especial mención de las que se incorporen a los contratos celebrados con consumidores (art. 10 bis y disposición adicional primera de la TRLGDCU). La parte del contrato afectada por la nulidad se integrará con arreglo a lo dispuesto por el artículo 1258 del Código Civil (en adelante, CC). A estos efectos, el juez que declara la nulidad de dichas cláusulas integrará el contrato y dispondrá de facultades moderadoras respecto a los derechos y obligaciones de las partes, cuando subsista el contrato, y de las consecuencias de su ineficacia en caso de perjuicio apreciable para el consumidor o usuario. Incicimos en ello, sólo cuando las cláusulas subsistentes determinen una situación no equitativa en la posición de las partes que no pueda ser subsanada se podrá declarar la ineficacia del contrato. Por lo tanto, la declaración de nulidad de una condición general por abusiva no determinará la ineficacia total del contrato si éste puede subsistir sin tales cláusulas.
b) Resolución por incumplimiento: Cada parte puede instar la resolución si la otra parte no cumple con su prestación y se faculta al perjudicado para escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abonos de intereses en ambos casos (art. 1124 CC). Los tribunales acogen la posibilidad de resolución extrajudicial y afirman que el meritado artículo faculta a quien cumplió para resolver extrajudicialmente el contrato con obligaciones recíprocas cuando el otro contratante no ha cumplido lo que le incumbe, siendo precisa la declaración judicial para declarar la procedencia de la resolución si existe resistencia de parte, esto significa que no la acepta o no se muestra conforme la parte a quien se atribuye el incumplimiento. Para instar la acción contemplada en el artículo 1124 CC se exige ineludiblemente que el que pretenda la resolución haya cumplido las obligaciones que a él le incumben. Y para que pueda declararse judicialmente bien hecha la resolución extrajudicial de un contrato se requiere petición expresa de la parte legitimada para ello (demanda o reconvención).
c) Exceptio non adimpleti contractus: Facultad de rechazar el cumplimiento de su obligación, mientras la otra parte no cumpla la suya. Consiste en una negativa provisional de cumplimiento de la obligación frente a la reclamación de la otra parte que no ha cumplido la prestación que le corresponde, de modo que cada una de las partes no puede reclamar el cumplimiento de la obligación contraria, mientras no cumpla la suya. Siempre sobre la base que el incumplimiento parcial, inexacto o defectuoso no puede constituir en mora a la otra parte. Y ello porque nuestra jurisprudencia se muestra cicatera en orden a admitir la oponibilidad de la adeptio frente a incumplimientos defectuosos.

 

Vía|Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación, art. 1124 Cc

Más información|Luis Humberto Clavería Gosálbez, Catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Sevilla, “La progresiva degradación de nuestro ordenamiento en materia de cláusulas contractuales abusivas”, Editorial Aranzadi Doctrinal, 2014, 2, edición digital, en papel, Aranzadi Doctrinal núm. 5, 2014, pp. 29-42, ISSN 1889-4380; Rodrigo Bercovitz Rodríguez-Cano (Coordinador), Catedrático de Derecho Civil Universidad Autónoma de Madrid, “Comentarios al Código Civil”, Editorial Aranzadi, 2013; Eugenio Llamas Pombo (Director), Catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Salamanca, “Acciones Civiles”, Tomo II, Derecho de Obligaciones y Responsabilidad Civil, Editorial La Ley, 2013; Luis Díez Picazo y Ponce de León, fue Catedrático de Derecho Civil, por este orden, de la Universidad de Santiago de Compostela, de la de Valencia y de la Universidad Autónoma de Madrid, Consejero de Estado, Académico de número de la Real Academia española de la Jurisprudencia y Legislación, “Fundamentos de Derecho Civil Patrimonial”, Volumen II “Las Relaciones Obligatorias”, Editorial Aranzadi, 2008.

Imagen| Contrato

En QAH| Las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión (I)Las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión (II)

RELACIONADOS