Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Las Ánimas de Bernini por primera vez en España

Autorretrato, h. 1635-38, Madrid, Museo del Prado

Autorretrato, h. 1635-38, Madrid, Museo del Prado

El Museo del Prado acoge hasta el 8 de febrero la exposición “Las Ánimas de Bernini, Arte en Roma para la corte española”, donde se ha hecho una selección de casi cuarenta obras que provienen de diversas instituciones nacionales e internacioles y que cuenta con 23 obras del artista italiano, entre las que se incluyen esculturas, óleos, estampas y dibujos, junto a 16 de otros artistas como Codazzi ,Velázquez o Fontana.

La importancia de esta exposición, según su comisario Delfín Rodríguez, viene dada por tres novedades: Es la primera exposición que se realiza en España sobre Bernini, desde el punto de vista historiográfico es la primera vez que se toca la relación del artista con la monarquía hispánica y por último es la primera vez que las Ánimas se exponen en España.

Gracias a esta exposición se pueden admirar el Anima beata y el Anima dannata, dos obras que realizó un joven Bernini( 1598-1680) para el prelado español residente en Roma Pedro de Foix Montoya hacia 1619. Estas dos cabezas en mármol representan diferentes estados del alma humana. El Anima beata es una joven cuyo delicado rostro se ilumina ante la contemplación de la belleza de la gloria celestial y en contrate a ésta, el Anima dannata, el alma condenada que con un grito infinito expresa el horror ante lo infernal, la contemplación del dolor y el sufrimiento eternos. Dos piezas que se pueden disfrutar en la primera de las tres pequeñas salas de las que consta la exposición y donde las acompaña el magnífico busto de Scipione Borghese (1632).

Anima beata y Anima dannata, h.1619, Roma, Embajada de España ante la Santa Sede.

Anima beata y Anima dannata, h.1619, Roma, Embajada de España ante la Santa Sede.

La segunda sala nos permite contemplar algunas obras que en síntesis nos hacen recorrer la propia historia de Bernini como pintor, escultor, arquitecto, proyectista, creador de fuentes o escenografías. Se muestran varios proyectos arquitectónicos y escenográficos para edificios emblemáticos de Roma, así como el boceto en terracota de El éxtasis de santa Teresa( 1647).

Boceto en terracota, El éxtasis de santa Teresa, h.1647, San Petersburgo, Museo Estatal del Hermitage.

Boceto en terracota, El éxtasis de santa Teresa, h.1647, San Petersburgo, Museo Estatal del Hermitage.

La tercera, y última sala, es la que está dedicada a la relación del artista con la monarquía hispánica durante los reinados de Felipe IV y Carlos II. Las complejas relaciones diplomáticas entre Roma y España y el cambiante trato que el papado mantuvo con las monarquías europeas, especialmente con Francia y España, se vio reflejado en los encargos de Bernini, y en parte es lo que se puede ver en esta última sala. Uno de los apartados más destacados es el análisis de la estatua de Felipe IV en Santa María Maggiore, parte de un frustrado proyecto cuya restitución virtual completa se presenta por primera vez al público.

Pese a la relevancia artística de Bernini, no se había dedicado una exposición monográfica en España hasta el momento, y el Prado a través de tres pequeñas salas muestra de manera muy breve y en síntesis la obra de Bernini en Roma y su relación con la monarquía hispánica. Quien se vaya a acercar al Prado a disfrutar del contenido de sus galerías que no deje escapar la oportunidad de ver esta pequeña exposición, pero la mejor forma de disfrutar de Bernini es y será siempre ir a Roma.

 

Más información| Museo del Prado.

Imágenes| Autorretrato, Anima beata y Anima dannata, El éxtasis de santa Teresa (boceto en terracota).

En QAH| Gian Lorenzo Bernini(I): Los primeros años.

Vídeo| Youtube: Exposición Las Ánimas de Bernini. Arte en Roma para la corte española.

RELACIONADOS