Coaching Profesional 


Larga vida al periodismo

El periodismo “de siempre”, está vigente

“Desde que existe Twitter, cuando veo el Telediario me parece estar viendo informe semanal”, este es un tuit que ha circulado por la red recientemente y que no exento de ironía, resume bastante bien, los medios por los que nos informamos y el cambio drástico que esta sufriendo el mundo de la información y con él, el periodismo y sus profesionales.

La crisis en el sector mediático es una obviedad, cierres, eres, cuestionamiento de los mejores profesionales, ofertas de trabajo absolutamente denigrantes… todo ello, nos lleva a plantearnos hacia donde debemos encaminarnos.
Cuando parece que todos ejercemos de periodistas en la red, con acceso a la información y traslación de la misma en tiempo real, se hace más necesario que nunca el criterio profesional y la ética periodística.

El social media es el ámbito en el que el periodismo tiene la posibilidad de innovar, de avanzar y de buscar salidas a la actual situación que se vive en los medios off- line. Este nuevo escenario, requiere de preparación que debe iniciarse en la Universidad, para que los futuros profesionales conozcan los instrumentos que el mundo 2.0 pone a su alcance. A partir de ahí, y teniendo siempre presente que igual que el periódico, la radio o la televisión los social media, son instrumentos al servicio de las personas,siguen estando vigentes los valores que cualquier profesional debe abanderar: Objetividad, independencia, responsabilidad y un elevado sentido ético.

Por todo ello y lejos de pensar que la crisis del periodismo es un obstáculo insalvable, creo que estamos en un momento dulce, con un reto que debemos aprovechar en beneficio de una profesión digna y totalmente necesaria para toda la sociedad.
Hoy más que nunca y ante la avalancha de información que procesamos cada día es necesario que los profesionales hagan una labor muy selectiva y contrastada de todo ese maremagnun de noticias que en muchos casos, sin ningún tipo de criterio se dan por validas por el simple hecho de que aparecen en una red social y pocos se cuestionan de donde vienen y hasta que punto son fiables.

Y en cuanto a los medios tradicionales, sin duda, tienen su hueco porque somos muchos los que amamos el papel del periódico, la compañía de la radio y una buena imagen en televisión, pero eso sí hay que llenarlos de información diferenciada, de valor añadido y de profesionalidad.

¿Pensáis que el periodismo como lo conocemos tiene los días contados?

RELACIONADOS